Disfrutar y proclamar el jubileo para traer a otros al disfrute de su primogenitura

Hechos 26: 18 Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados por la fe que es en Mí.

Hechos 26: 18 Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados por la fe que es en Mí.

Dios ordenó que Su pueblo heredara la primogenitura. Dios quiere que ellos disfruten su porción de la buena tierra, y sean sacerdotes y reyes para que Dios sea Su reino en la tierra.

Pero desafortunadamente muchos en el pueblo de Dios han perdido su tierra, incluso se han perdido ellos mismo debido a la pobreza. Ellos han tenido que venderse como esclavos. Muchos perdieron su primogenitura.

Sin embargo, Dios hizo una provisión para todos aquellos que perdieron su primogenitura: En el año 50, el año del jubileo, se toca el cuerno del carnero proclamando la liberación de los cautivos y que sus posesiones sean restauradas (Levítico 25). En el año del jubileo todos los que habían perdido su primogenitura eran liberados de cualquier atadura y devueltos a su posesión perdida.

Esta es una imagen maravillosa de lo que ocurre con respecto a la humanidad en general: Todos los hombres fueron creados por Dios a Su imagen, conforme a Su semejanza para que tuvieran la primogenitura para disfrutar a Dios, expresar a Dios y representar a Dios.

¡No obstante, toda la humanidad es caída debido al pecado, la incredulidad y la independencia de Dios, así que el Señor vino para cumplir todos los requisitos de la justicia, la santidad y la gloria de Dios, y proclamar el jubileo para todos los que se arrepientan y crean en Él!

¡En este momento Dios es nuestra justa posesión, y al ser redimidos mediante la fe en Cristo somos restaurados al disfrute de Dios! Somos los hijos pródigos que regresamos a nuestro Padre y somos restaurados a nuestra posesión legítima, Dios mismo (Lucas 15).

¡Toda la era del Nuevo Testamento es el año del jubileo, el año de la emancipación gloriosa, la liberación de toda atadura, la libertad de cualquier esclavitud y el regreso a la posesión perdida! ¡Cuando alguien cree en Cristo, Satanás tiene que liberarlo de cualquier esclavitud de pecado, y entonces es restaurado al disfrute de Dios!

Sin embargo, entre los millones de creyentes en la tierra, no hay muchos que ejerzan y disfruten su primogenitura. ¡Por ello existe la necesidad hoy, en el año del jubileo, de que seamos recobrados a nuestra primogenitura, proclamemos el jubileo y difundamos el jubileo!

En el año del jubileo nuestra primogenitura perdida ha sido redimida, recobrada y restaurada

Lucas 4:18-19 El Espíritu del Señor está sobre Mí, por cuanto me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres; me ha enviado a proclamar a los cautivos libertad, y a los ciegos recobro de la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año agradable del Señor, el año del jubileo.

Lucas 4:18-19 El Espíritu del Señor está sobre Mí, por cuanto me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres; me ha enviado a proclamar a los cautivos libertad, y a los ciegos recobro de la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año agradable del Señor, el año del jubileo.

Por causa de la caída de Adán, todos los hombres son caídos, nacidos en pecado, esclavos del pecado. Perdimos nuestra primogenitura y nuestra posición y fuimos hechos cautivos para ser esclavos del pecado. Pablo dijo en Romanos 7:14: Yo soy de carne, vendido al pecado”. Todos los seres humanos caídos y no regenerados han perdido su primogenitura y son esclavos del pecado.

Toda la humanidad ha perdido el derecho a disfrutar a Dios, expresar a Dios y representar a Dios. Todo el mundo nace bajo la esclavitud del pecado, y Satanás es el dueño de los esclavos.

Pero cuando el Señor Jesús vino, Él proclamó el año del jubileo. Él dijo en Lucas 4:18-19,

El Espíritu del Señor está sobre Mí, por cuanto me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres; me ha enviado a proclamar a los cautivos libertad, y a los ciegos recobro de la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año agradable del Señor, el año del jubileo.

¡Desde que el Señor Jesús vino, toda la era del Nuevo Testamento ha sido parte del año del jubileo, el año agradable del Señor! ¡Hoy todo el que se arrepienta y crea en el Señor es redimido, recobrado y restaurado a su primogenitura, y tiene el derecho de disfrutar a Dios, expresar a Dios y representar a Dios!

Tomando como base la redención de Cristo, Dios puede justificar e introducir en la salvación completa, de manera legítima, a todos los que creen en el Señor Jesús.

¡Los justos requisitos de la ley de Dios han sido cumplidos, al ser destronado el gobernante de este mundo y el mundo juzgado, y al ser destruido el diablo, que tenía el poder de la muerte, el Señor tiene la posición para proclamar liberación de las ataduras del pecado, libertad de la esclavitud del pecado y de la muerte, el recobro de la primogenitura, y la restauración del disfrute de Dios al cualquiera que esté abierto, arrepentido y crea en Él!

¡Hoy todo lo que el hombre tiene que hacer es arrepentirse y creer en el Señor Jesús y será restaurado a su primogenitura del disfrute de Dios!

¡Nuestra primogenitura perdida ha sido redimida mediante la redención de Cristo! ¡Ha sido recobrada y restaurada para nosotros! ¡Estamos en el jubileo, hay alegría y exultación, estamos siendo liberados de toda atadura, y estamos siendo devueltos a nuestra legítima posesión, Dios mismo!

¡Gracias, Señor Jesús por venir a proclamar el año del jubileo. Somos redimidos, restaurados y recobrados a nuestra posesión perdida al creer en Ti. Ya no hay condenación para nosotros que estamos en Cristo Jesús. Aleluya, estamos siendo libertados diariamente de toda atadura y esclavitud del pecado, el mundo, el yo, la carne y Satanás. Alabado sea el Señor, Dios en Cristo es nuestra porción asignada para disfrutar con los santos en la luz!

Proclamar y difundir el jubileo – el evangelio del Nuevo Testamento

Lucas 24:47 Y que se proclamase en Su nombre el arrepentimiento para el perdón de pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.

Lucas 24:47 Y que se proclamase en Su nombre el arrepentimiento para el perdón de pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Fuente imagen: Quozio.com

Pero desafortunadamente muchos creyentes todavía no disfrutan su primogenitura; ellos todavía tienen alguna atadura, todavía están apartados del disfrute de Dios como su posesión, y aún se encuentran únicamente en sus propias mentes y emociones.

¡En el Antiguo Testamento, cuando un esclavo era liberado en el año del jubileo y regresaba a su posesión perdida, había mucha alegría, regocijo y difusión del jubileo! De manera similar, si nosotros somos traídos de vuelta al disfrute de Dios, y aprendemos a traer el hombre a Dios y Dios al hombre, debemos proclamar el jubileo y difundir el jubileo.

¡Necesitamos ser uno con el Señor al proclamar el evangelio en el Nuevo Testamento, el evangelio del jubileo! Nosotros hemos sido, y constantemente estamos siendo, liberados de toda atadura, y disfrutamos constantemente al Cristo todo-inclusivo como nuestra buena tierra; ahora es el momento de proclamar el jubileo a los hombres y de difundir el jubileo a los creyentes!

Necesitamos difundir el jubileo, el evangelio del Nuevo testamento, la proclamación de la libertad a los cautivos y el recobro de la primogenitura perdida (Lucas 9:1-6; 24:47). El Señor Jesús hizo esto, y ahora nos llama, como llamó a Pablo, para hacerlo también,

Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados por la fe que es en Mí. Hechos 26:18

¡El Señor Jesús como Dios mezclado con el hombre fue el primero en hacer esto. Así que nosotros, que estamos disfrutando la mezcla de la naturaleza divina con sus atributos con nuestra naturaleza humana con sus virtudes para producir el más alto estándar de moralidad, necesitamos difundir el jubileo y proclamar el jubileo!

¡Hay muchas personas a nuestro alrededor que no conocen lo que es ser liberados de las ataduras del pecado. Necesitamos difundir el jubileo al predicar el evangelio del reino para liberar a las personas de las ataduras y traerlos al disfrute de su primogenitura, ahora perdida!

¡Necesitamos orar por países como la India, Sri Lanka, Nepal, Pakistán, China, Bangladesh, etc y especialmente orar y hablar en los países muertos de Europa occidental!

Debemos regocijarnos de que nuestra primogenitura haya sido restaurada, pero nuestro regocijo debe ir más allá, a predicar el evangelio a todas las naciones – comenzando por el sitio donde el Señor nos puso. Necesitamos rescatar el que perece, cuidar el moribundo, sacarlos de las ataduras y la muerte.

¡Necesitamos proclamar que Dios es amor, Dios es alegría, Dios es vida, Dios es luz, y hay una familia lista para recibirlos sin importar quiénes sean o qué sean! Necesitamos ser uno con Cristo para proclamar el jubileo para la liberación de otros de sus ataduras del pecado, Satanás, el mundo y el yo, para que disfruten su primogenitura perdida – esta primogenitura es el derecho a disfrutar al Dios Triuno en Cristo (2 Corintios 13:14; Efesios 3:16-17).

¡Que el Señor nos infunda con fe para proclamar nuestro derecho a disfrutar el Dios Triuno, y que nos levantemos con el Señor para proclamar el año del jubileo!

¡Señor Jesús, haznos uno contigo para difundir el jubileo, el evangelio del Nuevo testamento. Señor, queremos permanecer contigo y proclamar la liberación de los cautivos y el recobro de la primogenitura perdida a aquellos que están abiertos para recibirte. Infúndenos con fe para que podamos proclamar nuestro derecho a disfrutar al Dios Triuno, y fortalécenos para hablar el evangelio a tantos pecadores perdidos a nuestro alrededor. Que el evangelio del Nuevo testamento sea predicado en todo el mundo habitado para que muchos sean liberados de las ataduras y sean traídos de regreso a su primogenitura del disfrute del Dios Triuno!

Read the Article in English, Enjoying and Proclaiming the Jubilee to Bring Others to Enjoy their Birthright, on the Blog The Normal Believer in Christ

Referencias e Himnos
  • Inspiración: La Palabra de Dios, nuestra experiencia cristiana, el mensaje de esta semana impartido por el hermano Ron Kangas, y las porciones del Estudio-vida de Lucas (mensaje 27), tal y como está citado en La palabra santa para el avivamiento matutino sobre el Estudio de cristalización de Génesis (3), semana 5 / mensaje 5, La primogenitura (usted puede comprar este libro aquí y aquí). 
  • Hymns on this topic:
    # Jesus, Jesus our Redeemer / Has secured our liberty, / He has freed us from our bondage / Now in His life we are free. / From the darkness to the light— / Now in Him reality. / We proclaim the year of our Lord, / Hallelujah Jubilee. (Song on, The Jubilee)
    # Jesus Christ You are the Man-Savior / Expressing God; / Beautifully, sweetly, and pleasantly. / Jesus Christ, the genuine, complete, / Moral, perfect Man revealing God; / In His saving grace to fallen man, / In the Jubilee of grace. (Song on Jesus, the Jubilee)
    # Down in the human heart, / Crushed by the tempter, / Feelings lie buried that grace can restore; / Touched by a loving heart, / Wakened by kindness, / Chords that are broken will vibrate once more. / Rescue the perishing, / Care for the dying; / Jesus is merciful, / Jesus will save. (Hymns #921)

Considerando cómo la Religión fue Inventada, Lo que la Religión Hace, y el Resultado de la Religión

Reconocimiento Fotográfico: Instagram – Poseyendo una Visión de lo que la Religión esSiempre he estado intrigado por el registro en Génesis 4 en cuanto a Caín y Abel en relación a presentar la ofrenda a Dios- ¿Cómo es que Caín tomó la iniciativa de hacerlo, laboró muy duro para presentar algo a Dios, y del todo al todo era una “buena persona”, pero, ¿Dios rechazó su ofrenda”? Por otra parte, Abel no hizo mucho: él sólo criaba ovejas y mató a una de ellas para presentarsela a Dios como ofrenda – Pero, su ofrenda fue aceptada por Dios!

Hoy en día es cada vez más claro que lo que Caín hizo fue ser presuntuoso ante Dios, rechazando la manera ordenada por Él para que el hombre pudiera acercarse a Dios e inventó su propia manera de agradar a Dios. Así pues vemos que Abel fue el primer sacerdote de Dios, y Caín fue el primero que inventó una religión.

Caín inventó una religión de acuerdo con su propio concepto y opinión, los cuales fueron motivados por Satanás, y así se convirtió en “el camino de Caín”(vease Judas 11).La religión es la manera en que el hombre adora a Dios a través de los esfuerzos propios del hombre y de acuerdo a la opinión y el concepto del hombre, pero sin Cristo.

La religión comienza con la adoración a Dios y termina con el hombre matando (sobre todo a los que son aceptados por Dios, ya que estos adoran a Dios en la manera que Él ha ordenado). Con el tiempo, Caín salió de la presencia de Dios y se convirtió en un vagabundo errante y fugitivo en la tierra, lo que nos muestra que la religión hace que el hombre deje la presencia de Dios y tenga el profundo sentir de que no tiene a dónde ir!

Nuestra verdadera morada es la presencia de Dios (vease Salmos 90:1), y cada vez que salimos de Su presencia vamos a tratar de producir algo, una cultura, que no tiene a Dios – porque estamos vacíos y solitarios por dentro! Necesitamos permanecer en la presencia de Dios, adorarle y disfrutar de Él como nuestro todo, tal como Abel lo hizo!

“El Camino de Caín” – Caín Invento una Religión

Adán y Evarecibieron el evangelio de parte de Dios, y ellos lo transmitieron una y otra vez a sus hijos. La manera ordenada por Dios para que el hombre se acercara a Él y fuese justificado delante de él era clara: ellos tenían que traer un sacrificio, un cordero puro como tipo de Cristo, que tenía que morir por ellos y traer satisfacción a Dios.

Pero Caín no siguió el camino de la salvación de Dios que requería (un sacrificio de sangre), sino que continuo la caída del hombre al presuntuosamente ofrecer el fruto de su propio trabajo a Dios. (Génesis. 4:3).

A pesar de que fue Caín quien tomó la iniciativa de ofrecer algo a Dios, el adoró a Dios a su manera. Caín básicamente inventó una religión, su propia manera de adorar a Dios de acuerdo a su concepto humano, sentir y opinión, todos los cuales fueron motivados por Satanás (Judas 11, 1 Juan 3:12).

Abel puso su confianza en la ofrenda, en que el cordero había de morir en su lugar, pero, Caín puso su confianza en su labor y esfuerzo. “El camino de Caín” que se menciona en Judas 11 es hacer el bien para agradar a Dios y adorarlo presuntuosamente por nuestro propio esfuerzo y en función de nuestra propia manera inventada bajo la motivación del diablo.

La manera en que Dios salva es a través de la sangre redentora de Cristo, y cualquier otro camino o manera que el hombre tome para ser salvo y justificado delante de Dios es una nueva “religión”, rechazada por Dios. Satanás sutilmente motiva e incita al hombre a inventar su propia religión – hay un amplio mercado de religiones hoy, todos los cuales no son el camino en que Dios salva y por lo tanto son rechazados por Dios.

Cuando quiera que el hombre confía en sus propios esfuerzos y en una ” buena manera inventada por él” para acercarse a Dios y ser justificado delante de Él, está expresando lo religioso y aun piadoso que es, pero Dios no se agrada de él. Caín estaba en la carne, confiando en el fruto de su labor ante Dios, pero Abel puso su confianza en su ofrenda, jactándose no en la carne sino en Cristo Jesús (tipificado por el cordero del sacrificio)! Tenemos que ser los que son como Abel (en el Antiguo Testamento) y Pablo (en el Nuevo Testamento) , al no confiar en nosotros mismos , sin tener confianza en la carne , sino mas bien jactándonos y confiando sólo en Cristo Jesús (Filipenses 3:3).

La Religión Comienza con la Adoración a Dios Y Termina Matando al Hombre

Reconocimiento Fotográfico: Instagram – Dios Odia la ReligiónNo importa cuán buena una religión pueda ser, y cuan solida pueda parecer a los demás, toda religión comienza con la adoración a Dios y termina dando muerte al hombre. Esto lo vemos en el ejemplo de Caín y Abel, porque Abel presento ofrendas mediante el derramamiento de sangre conforme a la revelación de Dios y fue aceptado por Dios, provocó los celos y el odio de Caín, y fue asesinado por Caín (Gen. 4:4-9).

Caín comenzó tomando la iniciativa para adorar a Dios (pero a su manera, siendo presuntuoso) y terminó matando a su propio hermano, cuya ofrenda fue aceptada por Dios. A lo largo de los siglos muchos adoradores verdaderos de Dios han sido asesinados por los religiosos.

El Señor Jesús dijo a los fariseos (los religiosos de Su tiempo) que habían sido los religiosos quienes habían matado a los justos a través de los tiempos (véase Mateo 23:34-35).

Saulo (antes que se convirtiese en Pablo) era muy celoso de la ley de Dios, y por ella encarcelaba y perseguía a los verdaderos creyentes en Cristo – él era religioso hasta lo sumo, pero terminó persiguiendo a los verdaderos creyentes.

Todoslos que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución (2 Timoteo 3:12), no sólo por parte de los incrédulos, sino más aún por aquellos que tienen una religión, una forma creada por el hombre de adorar a Dios.

Babilonia la grande, que es la Iglesia Católica Romana (véase Apocalipsis 17:6) ha matado a más cristianos genuinos que todos los emperadores romanos y los gobiernos anti- cristianos de hoy en día en el mundo (más de 1,5 millones de creyentes genuinos). Los celos y el odio de la religión por aquellos que están tomando el camino de Dios y son aceptados por Dios, se han manifestado a lo largo de la historia.

Incluso hoy en día, a veces tenemos celos y nos disgusta alguno de nuestros hermanos en la fe que de verdad disfruta del Señor, debemos arrepentirnos delante del Señor y pedirle que elimine cualquier tipo de religión en nosotros. Que nosotros mismos no seamos aquellos que persigan u odien a los que son puros y genuinos en su disfrute de Cristo!

El Resultado de La Religión: La Pérdida de La Presencia de Dios y la Invención de una Cultura sin Dios

Si continuamos leyendo un poco mas deGénesis 4 nos damos cuenta de que , como resultado de la soberbia de adorar a Dios a su manera , Caín mató a su hermano Abel , fue juzgado por Dios , y salió de la presencia de Dios para convertirse en un fugitivo y errante (Gen. 4:14,16 ).

El primer resultado de ser religioso y de seguir una manera inventada por el hombre para adorar a Dios (mientras rechazamos la manera de la salvación de Dios) es que dejamos la presencia de Dios y nos convertimos en vagabundos errantes sobre la tierra. Nuestra morada real es la presencia de Dios (véase Salmo 90:1), y Dios ha sido la morada de todos Sus adoradores genuinos a través de las generaciones.

La presencia de Dios es nuestro hogar. Cuando adoramos a Dios y nos acercamos a Él en la manera que Él ha ordenado, Él nos salva con el resplandor Su rostro y nos llena de gozo (véase Salmo 42:5,11).

Pero cuando salimos de la presencia de Dios, tenemos un profundo sentido de que somos como vagabundos sin tener lugar a donde ir. En la presencia de Dios tenemos gozo inefable, porque Dios mismo es nuestro entretenimiento, nuestro suministro, nuestra protección y nuestra morada.

Pero cada vez que salimos de la presencia de Dios y seguimos una religión (que también puede ser una religión inventada por nosotros mismos para agradar a Dios), vamos a producir o inventar una cultura sin Dios y contra Dios. Esto es lo que Caín hizo: dejó la presencia de Dios, era un vagabundo en la tierra, y él y sus descendientes producido una cultura sin Dios (Génesis 4:16-24).

Sin Dios, el hombre en vano trata de encontrar cosas que le den provisión, mantenga su vida, le divierta, o proteja. La perdida de Dios obligó al hombre a inventar una cultura anti-Dios– cosas como ciudades (para la existencia del hombre ) , la ganadería (para su sustento ), música ( para su diversión y entretenimiento) , y armas ( para su defensa).

Sin Dios, el hombre es un vagabundo y está vacío por dentro, en vano tratando de ser feliz, protegiéndose a sí mismo, ganándose la vida y defendiéndose a sí mismo.

Tenemos que ser aquellos que se refugian en Dios, que le disfrutamos a Él como nuestro todo, le tomamos como nuestro suministro de vida, dependemos de Él y vivimos al ser uno con Él, para que podamos ser un verdadero ser humano en el plan de Dios cumpliendo Su propósito!

Señor Jesús, sálvanos de confiar en nuestra carne y ser presuntuoso cuando nos acercamos a Ti. Sálvanos de inventar nuestra propia “religión”, nuestra propia manera de acercarnos a Ti, pero sin el disfrute de Cristo! Continuar resplandeciendo sobre nosotros, y expón cualquier religiosidad en nuestro ser. Sálvanos de nuestra propia religión y de cualquier tipo de religión. Señor, queremos adorarte a Ti y acercarnos a Ti de la manera que Tu has ordenado – a través de Jesucristo. Tú eres nuestro gozo, nuestra protección, nuestro suplir, nuestro gozo y nuestra morada.

Source: Seeing how Religion was Invented, What Religion Does, and the Result of Religion

Referencias y Lectura Adicional
  • Inspiración: El hablar del hno. Dick Taylor en este mensaje y porciones del Estudio-vida de Génesis (msg. 24), citado en La Palabra Santa para El Avivamiento Matutino sobre el Estudio de Cristalización de Génesis (1), Semana / Msg 10, Abel, Enós, y Enoc.
  • Compre este libro de Avivamiento Matutino (vol. 2) aquí.
  • Lectura Adicional:
    Lecciones de Verdad—Segundo Nivel, vol. 2, lección. 14.
    # Los notas de pie de página en la Versión Recobro para Gen. 4:7-14.
  • Himnos sobre este tema:
    Ser liberado de los lazos del pecado, / Para tener el gozo y la paz interior, / Para vivir una vida llena de significado, / Cree en el Señor / La manera en que el hombre agrada a Dios- la religión, / El camino de Dios – una Persona viviente; / Cristo es el camino de la salvación de Dios, / Cree y tu serás salvo.
    Al invocar se oponen como lo hacían antes / Por el campo de la religión. / Pero sus testigos continuaron Invocándole: / No les detuvo la oposición. / Debemos ser como Esteban entonces; / Jesús era su todo. / Incluso mientras lo martirizaron, / Él invocaba el nombre más alto.
    No como sirviendo una religión muerta, / Pero en Cristo como vida para vivir, / No dispensando teología, / Sino para dar un Cristo viviente. / No el conocimiento de solo doctrina, / Sino el mensaje Cristo debe ser, / no los dones, formas, o enseñanzas, / sino la realidad de Dios en Cristo.

¡La Trinidad Divina ama en gran manera al pecador y labora conjuntamente para traerlo de vuelta a Dios!

El capitulo en la Biblia que mejor ilustra el hecho de que el Dios Triuno alcanza al hombre y lo trae a Sí mismo es Lucas 15. Allí vemos un Pastor que tiene 100 ovejas y una perdida. El deja 99 para encontrar la oveja perdida (Lc 15:4-7). El pastor representa a Cristo, el Hijo de Dios, que nos busca y nos encuentra a nosotros, las ovejas extraviadas. Cristo el Hijo vino en Su humanidad como el Pastor para encontrar al pecador (la oveja perdida) y traerlo de vuelta a casa. La segunda parábola en este capítulo trata de una mujer que tiene 10 monedas y ha perdido una, así que enciende una lámpara y la busca hasta encontrarla (Lc 15:8-10). Esta mujer representa el Espíritu Santo que nos ilumina internamente y nos encuentra, ya sea que estemos dentro de nuestra mente o perdidos en el mundo. ¡El Espíritu Santo nos busca con Su luz hasta encontrarnos! ¡El Espíritu busca al pecador tal como la mujer busca cuidadosamente una moneda perdida hasta encontrarla! La tercera parábola trata de un padre que tiene dos hijos. Uno de ellos pide su parte de la herencia, se la lleva consigo y la malgasta. Finalmente se da cuenta y regresa a la casa de su padre, que lo espera y se alegra de su regreso (Lc 15:11-32). Aquí el padre representa a Dios el Padre que nos recibe a nosotros, hombres caídos, cuando regresamos a Su casa. El padre recibe al pecador que se arrepiente y regresa, así como este hombre recibe a su hijo pródigo.

En este capítulo podemos ver, mediante estas parábolas, la manera en que opera la Trinidad Divina en cuanto a la salvación de los pecadores. Vemos especialmente que la Trinidad Divina ama en gran manera al pecador y labora conjuntamente para traerlo de vuelta a Dios. El amor y el cuidado se ven aquí. El pastor no se rinde hasta que encuentra la oveja perdida; la mujer escudriña cuidadosamente hasta encontrar la moneda perdida y el padre espera ansiosamente por el regreso de su hijo. El amor divino se expresa plenamente en el cuidado tierno del Hijo como el buen Pastor, en la búsqueda minuciosa del Espíritu, que nos trata como su tesoro, y en la recepción cálida del Padre, amoroso. La Trinidad Divina está llena de amor y cuidado para con el hombre caído. El amor divino es el centro de estas parábolas (no lo es la condición caída y lamentable del pecador). ¡Alabamos al Señor porque el Dios Triuno labora para buscar al hombre, encontrarlo, iluminarlo, esperar por él y traerlo de regreso a Dios! ¡Así como Efesios 2:18 dice, ahora tenemos acceso al Padre (que espera que regresemos) mediante Jesucristo (quien nos busca como tierno pastor) en el Espíritu (que escudriña nuestro interior hasta encontrarnos)! ¡Como creyentes en Cristo hemos sido salvados por Dios en Su trinidad! ¡Esto ha sido logrado con mucho amor de parte del Dios Triuno hacia el hombre!

Hemos sido salvos de parte de Dios el Padre (ver 2 Tes 2:13). El Padre es el origen, la fuente de nuestra salvación. Hemos sido salvos en Dios el Hijo, quien es la esfera, el elemento y el medio a través del cual fuimos salvos. Además los creyentes son salvos mediante Dios el Espíritu (Tito 3:5). ¡El Espíritu, como el Dios Triuno que nos alcanza es la aplicación del Dios Triuno a nosotros! ¡Nuestra salvación proviene del Padre, es en el Hijo y mediante el Espíritu! ¡Ahora tenemos pleno acceso al Padre en el Hijo mediante el Espíritu! La Trinidad Divina está envuelta con nuestra salvación y con humanidad, deseando que Dios sea traído al hombre y el hombre sea traído a Dios. ¡Qué maravillosa Salvación tenemos! [Disfrute de La conclusion del Nuevo Testamento (mens. 133, 275) tal como aparece en la reciente Palabra santa para el avivamiento matutinoLa línea central de la Biblia. Read this article in English also via, the entire Divine Trinity treasures the sinner and participates in bringing him back to God!]

¡Qué gran amor es este! ¡Te amamos, oh, Dios Triuno! ¡Gracias por alcanzarnos continuamente en Tu Trinidad Divina para traernos de regreso a Dios! ¡Gracias por buscarnos tiernamente como el Hijo! ¡Gracias por alumbrarnos hasta hallarnos, como el Espíritu! ¡Padre, amamos Tu espera ansiosa por nosotros como la de aquel padre que espera a Su hijo pródigo! ¡Tal como somos, venimos a Ti! ¡Gracias que tenemos acceso al Padre mediante el Hijo y en el Espíritu!

¡Cuando recibimos la Palabra de Dios, Cristo como vida es la luz que brilla dentro de nosotros!

En el comienzo de todo, en la eternidad pasada, antes que el tiempo existiera, estaba la Palabra. “En el principio era la Palabra y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios” (Jn 1:1). Cristo es la Palabra de Dios como la definición, la explicación y la expresión de Dios. La Palabra es Dios definido, explicado y expresado. Dios es misterioso (nadie lo había visto o conocido) pero Él fue explicado, mostrado, definido y expresado en Su Palabra, que es Cristo mismo. Alabamos al señor porque Dios ya no está escondido. ¡Podemos leer Su Palabra ejercitando nuestro espíritu y podemos ver a Dios expresado, definido, accesible y explicado en Su Palabra! ¡Como definición, expresión y explicación de Dios, la Palabra de Dios es eterna, existente en Sí misma y no tiene comienzo o final! Cristo como el segundo de la Trinidad es la Palabra de Dios, una Persona viviente. Él expresa a Dios, define a Dios y explica a Dios a nosotros. Cuando estaba en la tierra, Él como la Palabra fue tabernáculo entre nosotros (en el griego “tabernáculo” es un verbo en este versículo, no un sustantivo, por eso Él “tabernaculizó” estando entre nosotros) (Jn 1.14) lleno de gracia y de realidad. ¡Él no estaba separado de Dios, sino que, como la Palabra de Dios, Cristo era uno con Dios y lo expresó, lo definió y lo explicó de una manera completa y perfecta! ¡Qué maravilloso lo que Cristo como la Palabra de Dios es para nosotros!

Además, tal como vemos en Jn 1:4, En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Cristo como la Palabra de Dios está lleno de la vida divina. Él es la vida (Jn 11:25; 14:6) y Él vino para que nosotros tuviéramos vida y vida en abundancia (Jn 10:10). ¿Donde se encuentra esté Cristo hoy para que nosotros tengamos vida? Cristo como vida está en la Palabra de Dios. ¡Cuando tomamos, recibimos la palabra a la manera de la vida, recibimos la vida divina contenida en la Palabra! Cuando oímos la Palabra nos damos cuenta que Dios es expresado y explicado: cuando recibimos la Palabra de Dios recibimos el contenido de Dios como vida. Esta vida en nuestro interior brilla como la luz de los hombres. Esto es tan misterioso y al mismo tiempo tan cierto. ¡Es muy complicado de entender y de explicar pero es tan fácil y agradable de experimentar y disfrutar! Cuando recibimos a Cristo como la Palabra de Dios, vemos a Dios definido, expresado y explicado. Lo recibimos como nuestra vida. Esta vida llega a ser la luz que brilla en nuestro interior y nos ilumina. Cuando escuchamos la Palabra y recibimos la luz la vida llega a ser la luz que brilla en nuestro interior para llenarnos de luz. Esta es nuestra experiencia al disfrutar al Señor en Su Palabra cada día: ¡Recibimos más de la vida divina en nosotros y esta vida es luz que brilla para exponernos, mostrarnos tal cual somos, sanarnos, suministrarnos con lo que necesitamos, consolarnos y hacernos personas llenas de luz! ¡Muchos tenemos esta experiencia del disfrute del Señor en Su Palabra al recibir más de su vida divina en Su Palabra! ¡Cuando Su Palabra entra en nosotros, inmediatamente tenemos el sentido de que algo brilla en nosotros! Este es el brillar de la vida divina en nosotros. [Compartir de la reciente Palabra santa para el avivamiento matutinoLa línea central de la Biblia. Read this portion in English also via, When we receive the Word of God, Christ as life comes in and this life is the light shining within!]

¡Señor que sigamos viniendo a Ti como la palabra viviente de Dios! ¡Queremos recibir vida al leer la Palabra de Dios! ¡Sálvanos de leer sólo en busca de conocimiento! ¡Que podamos ver a Dios definido, expresado y explicado en la Palabra de Dios! ¡Quita nuestros velos más cada día para verte en la Palabra y recibir la vida divina al leer la Palabra y oír la Palabra! ¡Señor queremos obtener más vida en la Palabra! ¡Gracias porque esta vida brilla en nosotros y nos ilumina, nos expone y nos suministra!

¡Vanidad de vanidades, todo es vanidad y es como perseguir al viento si no somos llenos de Dios, como nuestro contenido!

¡Cuando oramos con la Palabra de Dios, la luz resplandece! La Biblia dice con toda claridad que “toda la Escritura es inspirada por el aliento de Dios”… (2Tim 3:16) –y esto significa que todas las palabras que están en la Biblia son el aliento de Dios que pueden convertirse en vida para nosotros cuando la interiorizamos apropiadamente, es decir, cuando las tomamos (leemos) “con toda oración y petición en el espíritu (Ef 6:17-18). Esta mañana en mi tiempo de oración y lectura para ser avivado, encontré algunos versículo “inusuales” que exponen (descubren, desvelan) la realidad de la vida humana “bajo el sol”, sin Dios (Sal 90:10):

“Los días de nuestra edad son setenta años; Y si en los más robustos son ochenta años, Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, Porque pronto pasan, y volamos”.
Según Eclesiastés 12:8: “Vanidad de vanidades, dijo el Predicador, todo es vanidad”.

El hombre fue creado por Dios para ser lleno de Dios y para que Dios sea el contenido del hombre y su realidad. Sin embargo, hoy todos los hombres han perdido a Dios como su posesión y ¡en un sentido divino, sin Dios no tienen un lugar donde morar! ¡Todas las personas hoy van a la deriva en busca de un hogar – el hombre está vagando porque ha perdido a Dios! ¡Dios es nuestra verdadera morada y nuestra verdadera posesión! ¡Necesitamos ver la verdadera condición del hombre que no tiene a Dios, tal como nos lo revela la Biblia! ¡Cada cual está lleno de tantas cosas que piensa, anhela o persigue, pensando que le traerá paz y satisfacción, pero estas cosas son el contenido equivocado! ¡Cuando venimos a la Palabra de Dios y oramos con ella; cuando Su luz resplandece en nosotros somos expuestos a la luz, mostrados exactamente cómo somos y somos vaciados de cualquier otra cosa!

La verdadera condición de toda la vida humana en la tierra, sin Dios, puede ser resumida en una palabra, VANIDAD. El rey Salomón tuvo todo cuanto quería, incluyendo sabiduría, riquezas, etc – pero cuando analizó y consideró cuidadosamente la vida humana y la existencia del hombre, concluyó que todo es vanidad de vanidades (Ec 1:2-11). Todas las cosas en la vida humana son vanidad – son como perseguir sombras o ir tras el viento. La vida humana en sí misma es breve, efímera, corta y llena de trabajo y penas. Los más fuertes entre nosotros duran hasta 80-90 años, pero la mayoría terminan su viaje en los 70. ¡Si alguien vive en la tierra, aún hasta los 90 y vive sin Dios estará lleno sólo de trabajo y dolor – y los años se le pasarán volando!

¿Por qué es así? ¿Por qué todo es vanidad en la vida humana? Pues simplemente porque el hombre fue creado para Dios. Lo que verdaderamente puede satisfacer al hombre; lo que verdaderamente puede darle paz al hombre y verdaderamente puede constituir placer para hombre es Dios mismo. Dios es la bendición del hombre, el bien para el hombre – pero el hombre ha abandonado a Dios y se ha perdido. Ahora todos los hombres tratan de llenar su necesidad buscando placer y satisfacción en cosas, reconocimiento, acumulación, relaciones y mediante actividad, etc – ¡todo esto está vacío (e incluso peor), estas cosas y asuntos nos mantienen atados! Como el hombre no tiene a Dios como el significado y el centro de su vida, está continuamente luchando para obtener disfrute. El resultado de esta lucha es que cae en toda clase de ataduras – ¡toda la búsqueda que el hombre realiza por placer y satisfacción fuera de Dios, se convierte en atadura para el hombre! ¡Inclusive su propia familia y sus parientes pueden llegar a ser ataduras para el hombre! ¡Hasta las cosas (o situaciones) necesarias y positivas pueden esclavizarnos! ¡Si nuestro ser interior está ocupado con personas o cosas, el Señor no tiene lugar en nosotros! ¡Cuando Cristo entra y llena nuestro corazón; cuando disfrutamos al Señor en Su Palabra en nuestro tiempo personal con Él o en las reuniones (junto a otros), nuestro corazón se llena de Dios y experimentamos el verdadero significado de la vida humana! ¡El verdadero disfrute, la verdadera satisfacción y bendición (para todos nosotros) es Dios mismo cuando somos llenos de Él! El hombre realmente fue hecho para contener a Dios y ser lleno de Dios – ¡cualquier otra empresa que emprendamos o cualquier otra búsqueda que realicemos para ser llenos de cualquier otra cosa que nos dé satisfacción, se convierte finalmente en una atadura y en muerte! ¡Hoy el Señor quiere que seamos llenos de Él! ¡Él quiere más espacio en nuestro corazón (a los que lo hemos recibido ya) y entrar en nuestro corazón (a los que no lo han recibido) para llenarlo consigo mismo, para ocupar nuestro ser más plenamente y que seamos saturados! ¡Venir al Señor! ¡Abríos a Él para ser llenos con Él! ¡Y de este modo ser llenos de toda realidad, paz real, verdadera satisfacción y significado! [Disfrute del libro El jubileo del hermano Witness Lee, tal como se cita en La palabra santa para el avivamiento matutino sobre el Estudio de cristalización de Isaías (2); read this portion in English also via, vanity of vanity, all is vanity and chasing after the wind if we’re not filled with God as our content!]

¡Continúa exponiendo la vanidad de la vida humana sin Ti, Señor, y sálvanos de vivir apartados de ti! ¡Eres el verdadero significado de la vida humana y deseamos ser llenos del Dios Triuno ahora mismo! ¡Llénanos, querido Señor Jesús! ¡Sin Ti la vida es vana y es como perseguir al viento! ¡Sólo Dios como nuestro contenido puede satisfacernos, llenarnos y bendecirnos! ¡Sálvanos de una existencia sin significado! ¡Gana más terreno en nuestros corazones y el espacio que aún no esté lleno de Ti! ¡Nos abrimos a Ti tanto como podemos – ven, querido Señor y llénanos hoy!

Artículo de: truthquestions.org.uk (preguntasdelaverdad): ¿Por qué hay tantos problemas en el mundo? ¿Cuál es el verdadero problema?

¿Ustedes han leído el último artículo en TruthQuestions.org.uk intitulado “¿Por qué hay tantos problemas en el mundo?”? Especialmente en estos últimos tiempos en que están sucediendo tantas cosas, en todos los continentes, uno no puede evitar preguntarse: ¿Por qué? ¿Por qué tantas guerras, situaciones inestables, desastres naturales, etc? ¿Por qué hay tanta gente mala haciendo tantas cosas malas y al final se salen con la suya? Lean el artículo a continuación donde se responde a ¿Por qué hay tantos problemas en el mundo? (pdf) [read this portion online in English also via, via truthquestions.org.uk: Why Are There So Many Problems in the World? What is the REAL PROBLEM?]

Hechos recientes hacen que le prestemos atención a la actual situación mundial. Ha habido terremotos en Japón, Nueva Zelanda y Haití, con miles de víctimas mortales y damnificados. La situación política en el medio oriente es incierta e inestable. La prensa está llena de malas noticias y las prisiones están repletas de criminales. La sociedad está corrupta; las personas están sufriendo de enfermedades y pobreza. Nos encontramos en medio de drásticos altibajos económicos y las personas inteligentes tratan de hacer frente a estos problemas pero dondequiera vemos que los problemas se multiplican. ¿Por qué hay tantos problemas en el mundo y cuál es la solución a estos problemas?

Este es seguramente un gran tema que preocupa a muchos. Primeramente hemos de darnos cuenta que la verdadera raíz de todos los problemas es que Satanás se rebeló en contra de Dios (Ez 28:12-17) y engañó al hombre para que ese pecado se introdujera en la raza humana mediante Adán (Ro 5:12). Así como nosotros heredamos los genes de nuestros padres, los genes de Adán han sido trasmitido por todas las generaciones (Ro 3:23, 1R 8:46) y del pecado viene la muerte (1Co 15:22). Ahora todo el mundo yace en el maligno (1Jn 5:19) y es manipulado y pervertido por él. Dios ama al hombre, pero Satanás lo odia al máximo y ha traído aflicciones en forma de guerras, desastres naturales, calamidades con intervención humana y todo tipo de enfermedades al mundo (Ap 12:12).

Sin embargo tenemos buenas noticias. Dios ya ha preparado la solución a todos esos problemas. Esta solución es Cristo en Sus dos venidas. Dios envió a Su Hijo Jesucristo para ser el Salvador del mundo (1Jn 4.14). En la cruz Cristo solucionó nuestro pecado interior, el gen del pecado, cuando Él se hizo pecado por nosotros y condenó al pecado en la carne; y también solucionó nuestros pecados externos al llevarlos Él, en lugar nuestro, para satisfacer los requisitos justos de Dios (Ro 8:3-4). Por esto, hoy podemos recibir una vida nueva, para ser regenerados, es decir, para recibir los genes de Dios (1P 1:3).

Cristo dio solución al asunto del pecado en Su primera venida; no obstante, en ese momento Él no tocó ninguna cuestión social, política o medioambiental. Pudo haber sido una gran sorpresa que Él no se proclamara rey ni tratara de derrotar a los romanos, aunque tenía poder para hacer esto (Jn 6:15), lo cual nos muestra que Su propósito era salvar al hombre. Cuando un hombre es salvo en Cristo, muchos problemas son resueltos espontáneamente (Ro 5:10). En Cristo no hay distinción de clases ni discriminación de razas (Col 3.11).

Aunque todavía vemos al pecado causando problemas en el mundo, esto no significa que Dios es ajeno a ello o que nosotros debamos tomar la iniciativa por nosotros mismos de ponerle fin. Los problemas de este mundo serán completamente resueltos en la segunda venida de Cristo. El libro de Isaías nos dice que cuando Él venga resolverá la injusticia, las guerras y la enfermedad. En los cielos nuevos y la nueva tierra no habrá muerte, lágrimas, pena, llanto, dolor ni sufrimiento (Ap 21:4; 7:16-171 Co15:54). Toda nuestra esperanza descansa en la venida de nuestro Señor. Cuando Él venga todos los problemas serán resueltos. En lugar de concentrarnos en los problemas hoy, debemos volver nuestros ojos a Jesús (Hebr 12:2). Él ya se ha ocupado del asunto del pecado y hoy podemos recibirlo como nuestro Salvador y nuestra vida nueva. Para hacer esto, sólo abra su corazón al Señor y ore:

“Señor Jesucristo,
Necesito que resuelvas todos mis problemas.
Gracias por morir para salvarme.
Me abro para recibirte como mi vida nueva.
¡Señor Jesús, ven pronto!”

Los invitamos a contactarnos para participar en otras comuniones acerca del tema aquí tratado u otros asuntos relacionados con la verdad.

Si sabemos que el Señor es el Único que puede llenarnos ¿por qué buscamos otras cosas para que nos llenen?

Esta es la excelente pregunta que nos hicieron la noche anterior en la reunión de hogar: ¿Por qué procuramos otras tantas cosas cuando sabemos perfectamente por la Biblia que sólo Dios nos puede satisfacer? ¿Por qué todavía corremos tras otras cosas e intentamos hallar satisfacción en ellas, en el mundo, los deportes, la tele, internet, entretenimientos, juegos, películas, etc, cuando hemos probado que el Señor es bueno y sólo Él satisface? Todos somos así, siendo creyentes, aunque disfrutamos al Señor, lo amamos y conocemos que Él es el Único que puede llenarnos y satisfacernos, aún tenemos otras cosas en las que tratamos de encontrar deleite. ¿Por qué? Yo creo que esta pregunta nos lleva a otras dos, que tanto creyentes como incrédulos se han hecho y le han hecho a otros:

¿Por qué colocó Dios DOS árboles en el jardín de Edén? ¿Por qué no puso solamente el árbol de la vida y le dijo al hombre que comiera de él?

Todo se trata de estas dos fuentes. Dios como la fuente de la vida y Satanás (el adversario de Dios, Su enemigo) como la fuente de la muerte. Dios como el árbol de la vida viene a nosotros de una manera sencilla y abierta para darnos VIDA. Si comemos de este árbol, recibiremos la vida divina. Esto significa que Dios quiere ser nuestra vida. Él quiere venir a nuestro interior como vida y ser nuestra vida. ¡Cuando comemos el árbol de la vida, recibimos vida y vivimos! Ahora, el otro árbol no es tan sencillo. No se llama “el árbol de la muerte”, sino “el árbol del conocimiento del bien y del mal”. Satanás no se nos presenta como MUERTE, sino como EL CONOCIMIENTO DEL BIEN Y DEL MAL. Sin embargo (y esto es de vital importancia), en cuanto comemos de ese árbol, morimos. Morimos interiormente; morimos al modo en que éramos antes de comerlo y somos separados de Dios. Hasta morimos físicamente al final y permanecemos separados de Dios para siempre.

Si Dios sabía todo esto ¿por qué nos dio alternativa? Si hubiéramos sido nosotros, hubiéramos colocado sólo UNA opción frente al hombre, pero Dios, en Su grandeza, dio alternativa. Él desea que el hombre lo escoja voluntariamente y lo tome como vida en su interior. Es una decisión difícil y más cuando el árbol del conocimiento del bien y del mal es “agradable a la vista y bueno para comer”. ¡Esta situación (el hombre frente a los dos árboles) es la que enfrentamos nosotros siempre! Todos los días tenemos que escoger entre el Señor como vida (que sólo quiere que pasemos tiempo con Él, invoquemos Su nombre, lo inhalemos, tengamos comunión con Él, leamos Su Palabra asiduamente, nos reunamos con los santos…) y Satanás como la muerte (que viene preguntando con malignidad: “¿De verdad Dios dijo que no hicieras esto? Tantas personas lo hacen y nada malo les pasa; al contrario, se ven más felices…“) ¡Oh, Señor Jesús! Tenemos libre albedrío y podemos escoger a Dios como vida o elegir al conocimiento del bien y del mal (que termina en muerte). El Señor está aquí, dándose a nosotros como vida y Satanás, con muchas otras cosas complicadas y que nos complican, listo para amortecernos, es decir, impartir muerte a nosotros.

La decisión es nuestra: Que el Señor fortalezca nuestro hombre interior para elegirlo a Él, incluso pegarnos a Él como nuestra fuente de vida. ¡Queremos vida! ¡Queremos más de la vida divina! Incluso si esto significa que “nos derramemos sobre Él” que derramemos nuestros años de adolescencia, de juventud, sobre el Señor o que evitemos hacer muchas cosas exteriormente para lograr algo humanamente. ¡Entreguémonos al Señor para amarlo, disfrutarlo e incluso derramarnos sobre Él! Él es lo más preciado y es digno de nuestra ofrenda. Crecerá en nosotros y nos recompensará con más de Su vida divina. [read this portion in English also via, If we know that the Lord is the only One who can fill us, why do we look for other things to fill us?]

¡Señor, fortalece nuestro hombre interior todos los días! ¡Que nuestro hombre interior sea lo más fuerte de nuestro ser! ¡Fortalécenos para elegirte! ¡Señor, queremos vida! ¡Queremos más de la vida divina! ¡Sálvanos de elegir el conocimiento o cualquier otra cosa! ¡Gracias por venir a nosotros como el árbol de la vida! ¡Eres tan disponible y tan vivificante! ¡Imparte vida en nuestras mentes, Señor, para pensar de la manera en que Tú piensas! ¡Fortalece nuestra voluntad para elegirte hoy!