¡Como la iglesia somos el Cuerpo de Cristo, la plenitud de Aquel que todo lo lleno en todo!

Nuestro Cristo es tanto y tantas cosas: Él es la Cabeza del Cuerpo, Él es el Cuerpo de la Cabeza, Él es el Amado del Padre, Él es todo-inclusivo, Él es tan rico, Él es la corporificación de todo lo que el Padre es… y ¡hoy lo he disfrutado como Aquel que todo lo llena en todo! ¡Al disfrutarlo llegamos a ser Su plenitud! Efesios 1:23 dice:

[la iglesia] la cual es Su Cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

Toda la plenitud de la Deidad habita en Cristo corporalmente (Col 2:9), y agradó a toda la plenitud habitar en Él (Col 1:19). Ahora nosotros como Cuerpo de Cristo disfrutamos todas las riquezas de lo que Cristo es: Él es luz, Él es amor, Él es justicia, Él es santidad y muchas otras cosas más. ¡Al disfrutar a Cristo en todas Sus riquezas llegamos a ser la plenitud de Cristo para expresarlo! ¡Cristo, quien es el Dios infinito, sin limitaciones, es tan grande que lo llena todo en todo! ¡Este Cristo tan grandioso nos necesita como la iglesia para ser Su plenitud para que Su expresión sea completa! ¡Nosotros como el Cuerpo estamos recibiendo continuamente la trasmisión desde la Cabeza; Ésta trasmite al Cuerpo todo lo que es, todo lo que quiere, todo lo que desea y todo lo que se propone hacer! ¡Cristo puede llenarlo todo y en todo, en el contexto y la realidad de esta trasmisión de todo lo que la Cabeza es, hacia el Cuerpo! ¡En la medida en que disfrutamos Sus riquezas en nuestra comunión con Él, recibimos Su transmisión de todo lo que Él es, y estamos conectados al Cristo que todo lo llena, es decir, llegamos a ser la plenitud de Cristo (en la práctica), Quien es Aquel que todo lo llena en todo!

¿Cómo Cristo lo llena todo en todo? Pues veamos lo que he disfrutado en Efesios 4:10. Aquí dice acerca de este asunto:

El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos, para llenarlo todo.

Dios descendió desde los cielos a la tierra mediante la encarnación (Dios se hizo carne -hombre). Después de Su muerte, Él descendió al Hades. En Su resurrección (regresó a la vida desde la muerte), Él ascendió desde el Hades a la tierra y en Su ascensión (volvió / ascendió a los cielos), Él ascendió desde la tierra al tercer cielo. ¡Por este tráfico de descender y ascender, Cristo ahora lo llena todo! ¡Ahora Él está en todas partes, sobre la tierra así como en los cielos! ¡Él lo llena todo a través de este proceso por el que pasó! Además hay al menos los siguientes aspectos acerca de Cristo llenándolo todo tal como se revela en la Biblia:

  1. Cristo es el primero y el último (Ap 2:8; 1:17, 22:13). ¡Que Cristo sea el primero significa que no hay nadie antes que Él y que sea el último indica que nadie está después de Él! Esta promesa confortó grandemente a la sufriente iglesia en Esmirna. ¡El Señor, quien es la vida y la Cabeza del Cuerpo es también el Primero y el Último! ¡Nada lo precede y nada existe después de Él!
  2. Cristo es el principio y el fin (Ap 22:13). Como el Principio, Cristo es el originador de todas las cosas, y como el Fin, Él es la consumación de todas ellas. Cristo es el principio de todas las cosas y la consumación de todas las cosas. ¡No hay principio sin Cristo ni consumación sin Él! ¡Él es el inicio y el fin! ¡Él es todo y todos en el medio!
  3. Cristo es el Alfa y la Omega (Ap 22:13). Como el Alfa y la Omega, la primera y última letras en el alfabeto griego, Cristo es también cada una de las otras letras en el alfabeto que están entre la primera y la última. Esto significa que Cristo es el contenido y la continuación de la operación que lleva Dios a cabo. ¡Él es no sólo el principio y el fin sino también el Alfa y la Omega!

¡Qué Cristo tan rico, todo-inclusivo y que lo llena todo! Él está disponible, preparado y cerca de nosotros. Nosotros podemos sencillamente disfrutarlo. ¡En ese disfrute, Sus riquezas se imparten y trasmiten en nosotros, haciéndonos y constituyéndonos, de este modo, como Cuerpo de Cristo, la iglesia, Su plenitud! [read this article in English also via, as the church we are Christ’s Body, the fullness of the One who fills all in all!]

¡Señor, que sigamos disfrutándote! ¡Tú eres Quien lo llena todo en todo, y eres tan rico y maravilloso! ¡Sé nuestro disfrute hoy! ¡Continúa trasmitiendo todo lo que eres a nosotros, en nuestro disfrute de Ti! ¡Señor, fortalece nuestro tiempo contigo y mantennos abiertos a Ti todo el día para recibir Tus riquezas! ¡Haznos Tu plenitud, Tu expresión!

Trackbacks

  1. […] Él y orad ante Él por estas cargas actuales. ¡Así Él tendrá una manera de seguir adelante! ¡Cristo es la Cabeza y Él dirige a todos Sus miembros y todos los movimientos en Su […]

  2. […] de la Escuela de invierno de la Verdad este último año! ¡El Señor me refrescó mucho y me dio una visión fresca que me ha hecho revalorar y leer la Biblia de una manera distinta! ¡Toda la semana estuvimos bajo […]

  3. […] y que Su reino se manifieste en la tierra. Él no puede realizar esto sin el Cuerpo, la iglesia. La iglesia es la meta que Dios quiere alcanzar en Su economía eterna. Cada uno de los que somos salvos participamos en esta meta de Dios. Que Él […]

  4. […] de nuestra búsqueda! Al disfrutar a este Cristo maravilloso como el Espíritu hoy, llegamos a ser capaces de hacer todas las cosas en Cristo, que nos fortalece y ¡este es nuestro secreto! ¡No es de nosotros, a partir de nosotros o en […]

  5. […] Su fruto. Mediante Su muerte que liberó la vida y Su resurrección que impartió dicha vida, Cristo produjo una descendencia corporativa que era fruto de la aflicción de Su alma, descendencia que Él vio en resurrección y con la cual […]

  6. […] segunda cosa que quisiera compartirles es que la iglesia es Cristo en nosotros. No había visto esto antes. Ahora está muy claro para mí que no puede haber un grupo que […]

  7. […] ¡Como la iglesia somos el Cuerpo de Cristo, la plenitud de Aquel que todo lo lleno en todo! … […]

  8. […] nos disciplina para nuestro provecho. No es por herirnos, sino para que aprendamos y ganemos algo y seamos participantes de Su santidad. Esta es Su naturaleza, que debe ser forjada en nosotros, labrada y constituida en nosotros. Es […]

  9. […] desde los cielos y mediante la resurrección Él ascendió desde el abismo. En Su encarnación, Cristo como la Palabra introdujo al Dios infinito dentro del hombre finito. Él mezcló el Dios Triuno con el hombre tripartito, la divinidad con la humanidad, Dios con el […]

  10. […] His fullness! [Read this portion also in Spanish / Puede leer esta porción también en español, ¡Como la iglesia somos el Cuerpo de Cristo, la plenitud de Aquel que todo lo lleno en todo!] Lord, keep us enjoying You! You are the One who fills all in all, and You are so rich and […]