¡Cristo es el mayordomo en la casa de Dios, un padre para nosotros, que sostiene la llave de David!

¡Aleluya por Cristo como el único reemplazo de todas las cosas (Él mismo) en la economía de Dios! En Isaías vemos otro tipo de Cristo en la persona de Eliaquim quien es puesto por Dios para reemplazar a Sebna como el mayordomo en la casa del rey. Pero no sólo es esto: ¡En 3 versículos podemos ver mucho acerca de lo que Cristo puede ser para nosotros! Esto es lo que Isaías 22:20-22 dice:

20. En aquel día llamaré a mi siervo Eliaquim hijo de Hilcías,
21. Y lo vestiré de tus vestiduras, y lo ceñiré de tu talabarte, y entregaré en sus manos tu potestad; y será padre al morador de Jerusalén, y a la casa de Judá.
22. Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie abrirá.

Cristo es el verdadero Eliaquim y en estos versículos vemos seis aspectos de Cristo:

  1. Cristo es el mayordomo en la casa de Dios.
  2. Cristo es el Padre como la fuente y el suministrador al pueblo de Dios.
  3. Cristo sostiene la llave de David.
  4. Cristo es la clavija, clavada en un lugar seguro.
  5. Cristo es un trono de Gloria para la casa de Su Padre.
  6. Cristo es sobre quien pende toda la Gloria de la casa de Su Padre.

De todos estos aspectos, hoy he estado disfrutando los primeros tres durante mi tiempo con el Señor esta mañana. ¡Este Cristo todo-inclusivo es tan rico! ¡Él quiere entrar en nosotros y ser nuestro disfrute y aún más, quiere reemplazarnos! ¡Cristo es el único y verdadero mayordomo en la casa de Dios! En la familia divina es Cristo quien ministra y cuida a los otros en la casa de Dios. Él nos sirve con Dios, Él se da a nosotros como la realidad de todo aquello que necesitamos y Su servicio en realidad es Su gobierno. Cuando Cristo nos sirve estamos bajo Su gobierno. Mientras más nos cuida, más estamos bajo Su autoridad, Su administración. ¡Señor, cuánto necesitamos que nos cuides pues tu cuidado llega a ser Tu propio gobierno en nuestro interior!

Del mismo modo, Cristo es “un Padre” para aquellos en Jerusalén y la casa de Judá. Un padre es la fuente y es el que suministra. Todo proviene de Él. ¡Él nos suministra y nos sostiene física, psicológica y espiritualmente! ¡Cualquier cosa que necesitemos, Él es; cuando lo necesitemos venimos a Él con un corazón abierto y Él nos lo da (nos suministra)! En la medida en que avanzamos en nuestra experiencia como hijos de Dios nos damos cuenta que nuestro Salvador, Cristo, es nuestra fuente y nuestro suministrador en todas las maneras.

Tal como está tipifica Eliaquim, Cristo es aquel sobre cuyos hombros está la llave de David. Como en Ap 3:7, Cristo es aquel sobre cuyos hombros está la llave del tesoro de la casa de Dios. Esto está tipificado por la casa de David para la edificación del reino de Dios (Mat 16:18-19; Ro 14:17). Podemos ver la iglesia hoy, pero el reino puede no ser tan evidente: ¡La iglesia necesita estar edificada más para que el reino de Dios se vea y entonces pueda venir! Cuando la iglesia como la casa de Dios esté adecuadamente edificada, se manifestará como el reino de Dios. La llave está sobre el hombre. Esto nos muestra que es una llave grande que abre y cierra una puerta grandiosa. Esta puerta es una fortaleza que protege y guarda los tesoros de la casa de Dios. En realidad, hoy los tesoros en la casa de Dios son todas las riquezas de Cristo. ¡Cristo tiene una gran llave que abre todas Sus riquezas! [Disfrute del Estudio-vida de Isaías, citado en El avivamiento matutino sobre el estudio de cristalización de Isaias (1). Read this portion in English also via, Christ is the Steward in God’s house, a father to us, and the One who holds the key of David!]

¡Amén, Señor, venimos a Ti para disfrutar Tus riquezas! ¡Tú tienes la llave para abrir y cerrar la puerta de todo lo que Tú eres! ¡Todo lo que necesitamos esta en Ti y Tú eres tan rico! ¡Venimos a Ti, Señor, solamente para disfrutarte! ¡Abre nuestro apetito y nuestro disfrute de Ti hoy, Señor!

http://agodman.wordpress.com/2010/08/23/two-fathers-in-john-8-the-father-of-truth-and-the-father-of-lieslight-shining-in-the-home-meeting/

Trackbacks

  1. […] el Señor nos diga, debemos dejar a un lado nuestros propios conceptos, y opiniones, para que así el Señor puede cumplir su Voluntad. Nosotros debemos ser los que servimos al Señor, los que testificamos y los qye le amamos, debemos […]

  2. […] bienes, y a los ricos despidió vacíos. Al leer y disfrutar este versículo podemos preguntarnos: ¿Con qué saciamos nuestro apetito? ¿Qué es lo que estamos comiendo? El Señor desea que le comamos. Él quiere que nosotros estemos hambrientos por Su recobro, por Su […]

  3. […] comiera ese cordero asado al fuego! Asimismo Cristo fue asado en el “fuego” de la cruz – Fue juzgado por Dios, y ¡ahora nosotros Lo comemos a Él como el Cordero de Dios! Otros consideran Su muerte como un […]

  4. […] se trata de estas dos fuentes. Dios como la fuente de la vida y Satanás (el adversario de Dios, Su enemigo) como la fuente de la muerte. Dios como el árbol de […]

  5. […] debemos volver nuestros ojos a Jesús (Hebr 12:2). Él ya se ha ocupado del asunto del pecado y hoy podemos recibirlo como nuestro Salvador y nuestra vida nueva. Para hacer esto, sólo abra su corazón al Señor y […]

  6. […] tocar al Señor y ser tocados por Él en todo cuanto hacemos! ¡Esto es AYUNAR verdaderamente, que nuestro apetito cambie de desear y probar muchas cosas que no son Cristo a quererlo y disfrutarlo sólo a […]