¡Cuando recibimos la Palabra de Dios, Cristo como vida es la luz que brilla dentro de nosotros!

En el comienzo de todo, en la eternidad pasada, antes que el tiempo existiera, estaba la Palabra. “En el principio era la Palabra y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios” (Jn 1:1). Cristo es la Palabra de Dios como la definición, la explicación y la expresión de Dios. La Palabra es Dios definido, explicado y expresado. Dios es misterioso (nadie lo había visto o conocido) pero Él fue explicado, mostrado, definido y expresado en Su Palabra, que es Cristo mismo. Alabamos al señor porque Dios ya no está escondido. ¡Podemos leer Su Palabra ejercitando nuestro espíritu y podemos ver a Dios expresado, definido, accesible y explicado en Su Palabra! ¡Como definición, expresión y explicación de Dios, la Palabra de Dios es eterna, existente en Sí misma y no tiene comienzo o final! Cristo como el segundo de la Trinidad es la Palabra de Dios, una Persona viviente. Él expresa a Dios, define a Dios y explica a Dios a nosotros. Cuando estaba en la tierra, Él como la Palabra fue tabernáculo entre nosotros (en el griego “tabernáculo” es un verbo en este versículo, no un sustantivo, por eso Él “tabernaculizó” estando entre nosotros) (Jn 1.14) lleno de gracia y de realidad. ¡Él no estaba separado de Dios, sino que, como la Palabra de Dios, Cristo era uno con Dios y lo expresó, lo definió y lo explicó de una manera completa y perfecta! ¡Qué maravilloso lo que Cristo como la Palabra de Dios es para nosotros!

Además, tal como vemos en Jn 1:4, En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Cristo como la Palabra de Dios está lleno de la vida divina. Él es la vida (Jn 11:25; 14:6) y Él vino para que nosotros tuviéramos vida y vida en abundancia (Jn 10:10). ¿Donde se encuentra esté Cristo hoy para que nosotros tengamos vida? Cristo como vida está en la Palabra de Dios. ¡Cuando tomamos, recibimos la palabra a la manera de la vida, recibimos la vida divina contenida en la Palabra! Cuando oímos la Palabra nos damos cuenta que Dios es expresado y explicado: cuando recibimos la Palabra de Dios recibimos el contenido de Dios como vida. Esta vida en nuestro interior brilla como la luz de los hombres. Esto es tan misterioso y al mismo tiempo tan cierto. ¡Es muy complicado de entender y de explicar pero es tan fácil y agradable de experimentar y disfrutar! Cuando recibimos a Cristo como la Palabra de Dios, vemos a Dios definido, expresado y explicado. Lo recibimos como nuestra vida. Esta vida llega a ser la luz que brilla en nuestro interior y nos ilumina. Cuando escuchamos la Palabra y recibimos la luz la vida llega a ser la luz que brilla en nuestro interior para llenarnos de luz. Esta es nuestra experiencia al disfrutar al Señor en Su Palabra cada día: ¡Recibimos más de la vida divina en nosotros y esta vida es luz que brilla para exponernos, mostrarnos tal cual somos, sanarnos, suministrarnos con lo que necesitamos, consolarnos y hacernos personas llenas de luz! ¡Muchos tenemos esta experiencia del disfrute del Señor en Su Palabra al recibir más de su vida divina en Su Palabra! ¡Cuando Su Palabra entra en nosotros, inmediatamente tenemos el sentido de que algo brilla en nosotros! Este es el brillar de la vida divina en nosotros. [Compartir de la reciente Palabra santa para el avivamiento matutinoLa línea central de la Biblia. Read this portion in English also via, When we receive the Word of God, Christ as life comes in and this life is the light shining within!]

¡Señor que sigamos viniendo a Ti como la palabra viviente de Dios! ¡Queremos recibir vida al leer la Palabra de Dios! ¡Sálvanos de leer sólo en busca de conocimiento! ¡Que podamos ver a Dios definido, expresado y explicado en la Palabra de Dios! ¡Quita nuestros velos más cada día para verte en la Palabra y recibir la vida divina al leer la Palabra y oír la Palabra! ¡Señor queremos obtener más vida en la Palabra! ¡Gracias porque esta vida brilla en nosotros y nos ilumina, nos expone y nos suministra!

Trackbacks

  1. […] el Espíritu (que escudriña nuestro interior hasta encontrarnos)! ¡Como creyentes en Cristo hemos sido salvados por Dios en Su trinidad! ¡Esto ha sido logrado con mucho amor de parte del Dios Triuno hacia el […]