El Dios Triuno procesado y consumado como el agua de vida que fluye es nuestra salvación práctica

¡Qué maravilloso es que hoy estemos siendo salvos a través del agua: somos salvos al beber de las aguas de vida como la consumación del Dios Triuno procesado y consumado! ¡Como ya hemos compartido antes, la intención de Dios en Su economía es ser la fuente de las aguas de vida para Su pueblo para que podamos beber de Él, ser llenos con Él y rebozar con Él! Como en el caso de un río que fluye, presentamos estos tres aspectos:

  1. Dios el Padre es la fuente: Dios el Padre, oculto, es de donde proviene toda la vida (divina) y lo relacionado con ésta (Juan 1:18). La fuente es el origen de un río y desde allí fluye, pero las personas no ven la fuente ya que está profunda dentro de la tierra. De este mismo modo es el Padre: ¡Dios el Padre está oculto, y lo que vemos es Su expresión, Cristo!
  2. Dios el Hijo es el manantial, que fluye desde la fuente: ¡Hay un manantial de agua con esta fuente como Su origen! Partiendo, viniendo del Dios oculto, Cristo aparece, se manifiesta para expresar a Dios en plenitud (visiblemente) (Col 2:9). Nosotros no podemos ver a Dios, la fuente, pero podemos ver y disfrutar a Cristo, Quien es la expresión del Dios invisible. ¡Particularmente en el libro de Isaías vemos que Cristo es los muchos manantiales de agua que fluyen!
  3. Dios el Espíritu es el río que fluye a partir del agua que brota: ¡Lo que en realidad llega a nosotros es el río de agua viva! ¡Aquí es donde venimos a beber y el río viene a nosotros! Si bebemos del Señor Jesús, obtenemos el Espíritu (ver Juan 7:37-39). Cuando bebemos de esta agua que Cristo nos da, llega a ser en nosotros ¡ríos de agua viva que saltan para vida eterna! ¡Estos ríos de agua viva son las muchas corrientes que representan los diferentes aspectos de este único río, el cual es el Espíritu de vida de Dios (Ro 8:2)!

Hoy podemos sacar agua con gozo de las Fuentes de la salvación de Dios Isaías 12:1-3 dice:

1. En aquel día dirás: Cantaré a ti, oh Jehová; pues aunque te enojaste contra mí, tu indignación se apartó, y me has consolado.
2. He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es JAH Jehová, quien ha sido salvación para mí.
3. Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación.

La Fuente es Dios mismo: ¡Dios es nuestra salvación! ¡Los ríos de agua viva que fluyen llevan la salvación con ellos y la salvación es también su fuente! ¡Cuando experimentamos la salvación de Dios, esta salvación llega a ser nuestra fuerza y finalmente será nuestra canción y nuestra alabanza! ¡Cuando bebemos de esta agua viva al invocar el nombre del Señor (la manera más sencilla de beber), esta agua viva llega a ser en nosotros una fuente que fluye, que salta para vida eterna! Cuando recibimos esta agua, ésta llega a ser las muchas corrientes (manantiales) que fluyen dentro de nosotros: ¡Dios, nuestra salvación, es la fuente, Cristo es la corriente de la salvación para nuestro disfrute y experiencia y el Espíritu es el fluir de esta salvación dentro de nosotros! ¡La salvación puede beber-se! ¡Podemos beber a Dios como nuestra salvación y de este modo llegamos a ser salvos en la práctica! Esto es algo que vemos en ambos testamentos: ¡El agua viva es la salvación práctica de Dios para Su pueblo! ¡Al beber el Dios Triuno procesado y consumado como el Espíritu, cuando ejercitamos nuestro espíritu, somos salvos de una manera práctica, en realidad y en medio de nuestras circunstancias y dificultades! ¡Esta agua en nuestro interior nos salva de todo tipo de problemas, ataduras y asuntos que podamos tener! ¡Aleluya por la “salvación líquida” de Dios! ¡Podemos beber esta salvación! ¡Podemos beber y ser salvos! [Disfrute del avivamiento matutino del Estudio de cristalización de Isaías (1) y el Estudio-vida de Isaías] [read this portion in English also via, The processed and consummated Triune God as the flowing living water is our practical salvation]

¡Señor, que permanezcamos bebiendo de Ti hoy!

Dios el Padre es la fuente: Dios el Padre, oculto, es de donde proviene toda la vida (divina) y lo relacionado con ésta

Comments

  1. La Triunidad de Dios, Su disposición, composición y situación única en el universo tiene la meta, el objetivo y la finalidad de mezclarse con nosotros, de hacernos uno con Él en vida y naturaleza, mas no en la Deidad; de estar accesible a los creyentes y de que Le disfrutemos para que la edificación maravillosa que incluye al Dios Triuno y a Su pueblo se lleve a cabo hasta la consumación. Esto es lo que está en Su corazón. Debe estar también en el nuestro.
    Dios es Triuno, no para que lo expliquemos académica, filosófica y racionalmente, sino para que le experimentemos. ¡No cambiemos la finalidad y el propósito de Dios por un fin falso y un propósito natural, derivado de una ética y religión humanas!
    ¡Aleluya! ¡Somos salvos en el Dios Triuno! Dios es Triuno principalmente y específicamente para que Le disfrutemos.
    ¡Gracias Señor que eres Triuno! ¡Gracias que podemos disfrutarte! ¡Nos abrimos a Ti para ser llenos de Ti! ¡Que nos ejercitemos en rebozar de ti y que nuestra mente esté renovada! ¡Amén!

  2. el dia q veais en la voca de Cristo o en la pluma de los apostoles la palabra TRIUNO entonces y solo entonces witnees lee será profeta o maestro cristiano.
    ningun verdadero maestro jamas ha edificado un movimiento alrrededor de su persona ni de su hablar ni jamas a intentado defenderse del hablar de otros cristianos prohibiendo a sus seguidores leer u oir cualquier cosa q no sea su interpretacion biblica,sobornando las conciencias intentando hacer creer q fuera de su hablar no hay verdad.

Trackbacks

  1. […] Mientras más estemos en las prácticas de la vida divina, al inhalar a Dios, más estaremos llevando a cabo nuestra salvación, y ¡Cristo es edificado en nuestra experiencia! Este Cristo edificado es un Cristo corporativo, […]

  2. […] nueva y fresca en cada momento del día! La salvación de Dios es eterna y también es diaria. ¡Experimentamos a Cristo cada día en Sus muchos aspectos como nuestra salvación práctica! En cada capítulo del libro de Filipenses […]

  3. […] The source is God Himself: God is our salvation! The flowing rivers of water of life carry salvation with them, and they also have salvation as their source! When God’s salvation is experienced by us, this salvation becomes our strength, and eventually it will be our song and our praising! When we drink of this living water by calling on the name of the Lord(the most simple way to drink), this living water becomes in us a fountain of living waters flowing out/gushing up into eternal life! When we receive this water, it becomes many streams flowing within us: God as our salvation is the fountain, Christ is the springs of salvation for our enjoyment and experience, and the Spirit is the flow of this salvation within us! Salvation is drink-able – we can drink God as our salvation, and in this way we are practically saved! This is something we see in both the Old and the New Testament: the living water is God’s practical salvation for His people! As we drink the processed and consummated Triune God as the Spirit through the exercise of our spirit, we are being practically saved! This water comes within us and saves us from all kinds of problems, bondages, and issues we may have! Hallelujah for God’s “liquid salvation” that is drinkable! We can drink and we are saved! Lord, keep us drinking of You today! [enjoyment from the morning revival in the Crystallization-study of Isaiah(1) and the Life-Study of Isaiah] [Read this portion also in Spanish / Puede leer esta porción también en español, El Dios Triuno procesado y consumado como el agua de vida que fluye es nuestra salvación práctica] […]

  4. […] pero cuando uno de ellos hace algo no lo hace en Sí mismo o por Sí mismo, sino CON los demás! ¡Esta es la belleza de esto: Los Tres en la Deidad pueden distinguirse pero no pueden separarse! ¡En Su coexistencia los tres de la Deidad son distintos, pero Su coinherencia muestra que son Uno! […]

  5. […] ¡Él está en realidad muy cerca de nosotros, en nuestra boca y en nuestro corazón! ¡Podemos invocar el nombre del Señor con nuestra boca y recibirlo como vida! ¡Podemos creer en el Señor con nuestro corazón y somos […]

  6. […] sido salvos de parte de Dios el Padre (ver 2 Tes 2:13). El Padre es el origen, la fuente de nuestra salvación. Hemos sido salvos en Dios el Hijo, quien es la esfera, el elemento y el medio a través del cual […]