La iglesia debe Comprometerse en la Guerra Espiritual para traer el Reino!

La iglesia debe Comprometerse en la Guerra Espiritual para traer el Reino! [the principle of gods work is to wait for his people to move, then he will move]En Apocalipsis 12 vemos una gran visión respecto a lo que está sucediendo ahora mismo en todo el universo. Hay una mujer que está a punto de dar a luz al hijo varón, y el dragón persigue a la mujer y desea devorar a su hijo varón -bebé a punto de nacer.

La iglesia como el pueblo de Dios hoy es “la mujer de Dios,” Su esposa, que lo representa en la tierra. La mujer es la totalidad de todo el pueblo de Dios desde la caída del hombre en Génesis 3.

El dragón es el enemigo de Dios, Satanás, quien al principio de la Biblia era una pequeña serpiente (Génesis 3), pero que a lo largo de los siglos ha estado alimentándose de la carne del hombre (el polvo de la tierra, ver Génesis 3:14 – 15) y ha crecido hasta convertirse en un gran dragón.

A lo largo de los siglos ha habido una guerra entre la mujer (el pueblo de Dios) y el dragón (Satanás, el enemigo de Dios).

En estos días hacia el final de esta era la mujer está embarazada y está a punto de dar a luz al hijo varón (la parte más fuerte de la mujer), los vencedores! Una vez que los vencedores se produzcan a través de los dolores de parto de todo el pueblo de Dios, Satanás, como el gran dragón será arrojado de los cielos a la tierra, y llegará el fin de esta era.

Tenemos que ver la escena espiritual detrás de la situación humana externa, y tenemos que orar en unidad con el Señor como Él nos ha enseñado,

Señor, venga tu reino! Hágase tu voluntad, como en los cielos, así también en la tierra! Señor, que podamos ver la escena espiritual de la guerra espiritual que se está librando detrás de la situación humana exterior y el entorno. Queremos ser uno contigo en tu deseo de derrotar a tu enemigo Satanás y traer Tu reino a la tierra hoy!

La Guerra Entre Dios y Su Enemigo

Si usted lee el capítulo 12 en Apocalipsis (con las notas de la Versión Recobro – muy útiles), verás que la verdadera situación en el universo actual es que existe una guerra entre Dios y su enemigo.

Lo que todas las personas en la tierra ven hoy, son las cosas exteriores obvias como edificios, el comercio, la política, los negocios, la industria, los viajes, la educación, la guerra, aparatos electrónicos, tecnología, internet, etc. La gente hoy se centra en estas cosas externas, tratando de obtener una mejor educación para tener un mejor trabajo y una mejor vida.

Pero como creyentes en Cristo, como el pueblo espiritual de Dios, tenemos que hacer que el Señor abra nuestros ojos para ver la visión de lo que está sucediendo detrás de las escenas: la guerra entre Dios y su enemigo.

Dios no está luchando contra Satanás Directamente – Él no se reduciría como el Creador para arreglar cuentas con Su criatura, más bien, los representantes de Dios en la tierra, Su pueblo, Su iglesia, le expresarán y tratarán con el enemigo de Dios.

A lo largo de los siglos Dios ha adquirido algunos de entre Su pueblo quienes le han de expresar adecuadamente y han de tratar con su enemigo, limitando su usurpación de la humanidad y la destrucción de la humanidad.

En esta época, el pueblo de Dios – la iglesia – necesita crecer en vida y producir los vencedores, el hijo-varón, los más fuertes, aquellos que serán arrebatados a los cielos y arrojarán fuera a Satanás
(Apocalipsis 12:10)!

La Iglesia Debe Batallar en La Guerra espiritual

No es, y nunca ha sido una opción que nosotros como la iglesia estemos comprometidos en la guerra espiritual que se está librando en el universo entre Dios y Satanás. Hoy necesitamos ver que como la Iglesia es nuestra responsabilidad expresar a Dios en la humanidad (1 Timoteo 3:16) y luchar por los intereses de Dios y derrotar a su enemigo.

Lo qué impide que el evangelio sea predicado hoy no es la gente o al entorno externo, sino Satanás, el enemigo de Dios. Lo que usurpa al hombre y causa que este no ame al Señor con todo su ser y vaya en pos de Él, no es la familia, los lazos terrenales, el mundo, o incluso la carne, sino el poder satánico de las tinieblas.

La razón de toda la confusión en la iglesia, la lucha entre los creyentes, la indiferencia de muchos cristianos, y la corrupción y la degradación de la iglesia no es nada más que el mismo Satanás.

Nosotros como la iglesia necesitamos batallar no con lo que vemos externamente, el resultado o la manifestación de estas cosas, sino con el poder de la oscuridad y con el mismo Satanás.

La iglesia está en la posición de ascensión y tiene la autoridad de la Cabeza del Cuerpo, el Cristo ascendido, para hacer frente al poder de las tinieblas y tratar con todas las frustrantes asechanzas del diablo, el enemigo de Dios! Por lo tanto, la Iglesia TIENE que batallar en la guerra espiritual!

Nuestro trabajo es, Propiciar el Reino de Dios, Hacer que venga el Reino mediante la Oración!

La iglesia debe predica el evangelio, pero aun mucho mas, la iglesia debe orar para traer el reino de Dios. (Watchman Nee, La Iglesia Gloriosa)

La obra de la iglesia no es algo social, económica, o externa; la obra de la iglesia en la tierra es para traer el reino de Dios.

Todo lo que hacemos en la vida de iglesia y como iglesia debe ser gobernado por este principio. Predicamos el evangelio para el agrandamiento del reino de Dios! Echamos fuera demonios y sanamos a los enfermos para propiciar la venida del reino de Dios.

Nos reunimos para disfrutar al Señor en Su Palabra, para que Su reino aumente en nosotros y a través de nosotros. Visitamos a los nuevos para que el reino de Dios se incremente en ellos y sea fortalecido en ellos y en sus familias.

Cada vez que hacemos algo como la iglesia tenemos que estar en la posición del reino de Dios y aplicar el reino de Dios para tratar con el poder de Satanás.

La forma de traer el reino de Dios a la tierra es a través de nuestra oración, de acuerdo con el principio que el Señor nos ha enseñado en Mateo. 6:9-10: “Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea Tú nombre, venga Tú reino, hágase Tú voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”.

El principio más grande de la oración, es que la oración es la manera en que libramos la guerra como la iglesia, y la meta de nuestra oración es para traer el reino de Dios. Si no hay oración, el reino de Dios no puede venir. Hoy tenemos que “hacer venir el reino de Dios mediante la oración.”

El deber de la iglesia es “orar para traer” el reino – traemos el reino al orar trayendo el reino! La venida del reino de Dios no es “automática” – Dios no ha puesto alarmas para que en un momento indicado se activen automáticamente, más bien, si no hay oración, el reino no puede venir!

El principio de la obra de Dios es esperar a que Su pueblo se mueva al orar trayendo el reino, entonces Él se moverá al traer Su reino!

Señor, que podamos ver la responsabilidad que tenemos como la iglesia. No queremos ver las cosas externas o buscar las cosas del mundo. Señor, estamos aquí para traer Tu reino a la tierra. Señor, venga Tú reino! Gana Tu iglesia para que sea una contigo en oración y así propiciar la venida de Tu reino. Queremos luchar en oración siendo uno contigo para traer mediante la oración el reino de Dios! Derrota a tu enemigo, avergüénzalo y trae el reino de Dios a la tierra!

Referencias y Lectura adicional
  • Compartir inspirado del hablar del hermano Minoru Chen en este mensaje y apartes, de las Obras Completas de Witness Lee (1963, vol. 3, pp. 331-341), como están citados en La Palabra Santa Para El Avivamiento Matutino sobre Cristalización de Daniel y Zacarías, semana 5 (Titulado, La visión de Dios y de Su dominio universal y de la Venida del Hijo del Hombre para Recibir Un Reino Y La Necesidad De Que Haya Guerra Espiritual Para Traer El Reino De Dios).
  • Compra este libro de avivamiento matutino en línea vía Living Stream Ministry.
  • Lectura Adicional: Watchman Nee, La Iglesia Gloriosa (página 63); La Experiencia de Vida (Witness Lee, paginas. 373-374); Estudio- vida de Apocalipsis (mensaje. 38).
  • Himnos relacionados a este tema:
    Señor Jesus, qué bendito el ser Aquellos / Quiénes traerán Tu reino a la tierra, / Permitiéndote Gobernar sobre todo / Y mostrando a todos Tus gran valor!
    Oh, Señor Hemos Visto Tu propósito de traer los muchos hijos / A compartir en Tu completa gloria y ver venir Tu reino . / Te alabamos, Señor, esta gloria eres Tú, dentro de Ti mismo, / Esparcido en todo tu pueblo para brillar en todos ellos.
    Y aunque este mundo esté lleno de demonios, / Amenazase con deshacernos / No temeremos, porque Dios ha querido / Que Su verdad triunfase a través de nosotros: / Al príncipe de las tinieblas sombrías, / No temblaremos en temor a él / Su furia podemos soportar, / He aquí! su ruina es segura, / Una pequeña palabra le derribará.
  • Reconocimiento Fotográfico: ambos vía, Inspiración Ilimita pagina de Facebook, LPSAM Daniel Y Zacarías Citas álbum.
  • Este Articulo es una Traducción del Artículo publicado originalmente en Inglés en, The Church Must Engage in Spiritual Warfare to Bring in God’s Kingdom!