¡Nuestro Señor Jesús es el Cristo, el Hijo del Dios viviente y es Él quien edifica Su iglesia!

Es fácil tomar por descontado y seguro aquello que dice la Biblia, especialmente los párrafos y secciones que conocemos y leemos a menudo, pero diariamente necesitamos ejercitarnos en ser vaciados de todo lo que sea viejo, incluso los conocimientos viejos, para que podamos recibir una revelación fresca acerca de la maravillosa Persona de Cristo; verlo cada día, valorarlo cada día más y disfrutarlo constantemente. En Mateo 16 vemos que el Señor apartó y alejó a sus discípulos de la ciudad sagrada (Jerusalén) y les preguntó: ¿Quién dicen los hombres que soy yo? Entonces él les dijo: Y VOSOTROS, ¿quién decís que soy? (también en Mr 8:27-29). ¿Quién es Cristo para ustedes? ¿Quién es Él para ustedes? ¿Qué ven ustedes acerca de Su Persona y Su obra, para que valoren ambas aún más? Ahora, esto es lo que dice la Biblia en Mateo 16:16-18:

16. Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
17. Entonces le respondió Jesús y dijo: Bienaventurado eres, Simón Barjona, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
18. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré Mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

Aquí vemos que Pedro, al ser iluminado por Dios el Padre, habló la verdad acerca del Señor Jesús. ¡Él desveló que el Señor es el Cristo y que Él es el hijo del Dios viviente! Veamos los dos aspectos principales de Cristo:

  1. Respecto a Su persona, el Señor Jesús es el Hijo del Dios viviente. La persona del Señor es la encarnación del Padre y es el Espíritu, para ser la expresión del Dios Triuno en plenitud. ¡Como el Hijo del Dios viviente, Cristo puede regenerar a Sus creyentes para que sean hechos hijos de Dios, llenos con la vida y naturaleza divinas! ¿Quién puede engendrar los muchos hijos de Dios? Sólo el Hijo del Dios viviente puede producir los muchos hijos de Dios. ¡Él no sólo nos redime, sino que también nos regenera con Su vida para que lleguemos a ser Hijos de Dios!
  2. De acuerdo a Su obra / comisión, el Señor Jesús es el Cristo, el Ungido y designado por Dios para llevar a cabo Su economía. Cristo es el Único que lleva a cabo la comisión de Dios, sólo Él. Él ha sido comisionado por Dios con el gran propósito de producir los muchos hijos de Dios que constituyen Su Cuerpo, Su expresión. Para realizar esto, Dios tuvo que hacerse hombre en la encarnación; vivir una vida humana perfecta; morir en la cruz una muerte que es todo-inclusiva, todo-eficaz y todo-terminadora; resucitar para llegara a ser el Espíritu vivificante; ascender a los cielos y ser entronizado. Ahora está llevando a cabo Su ministerio celestial, al interceder por nosotros, ministrándonos, pastoreándonos y salvándonos de una manera orgánica (con Su vida y Persona, no de manera simbólica). Todo esto es para el cumplimiento de la economía de Dios, Su propósito de tener una expresión corporativa en la humanidad.

A continuación lo que dice la nota sobre los dos aspectos de la persona de Cristo en Mt 16:16 [Nuevo Testamento versión recobro]:

El Cristo se refiere a Aquel de quien dios profetizó en el Antiguo Testamento por medio de los profetas y a quien Sus santos esperaban durante todos los siglos (Jn 1:41, 45; Lc 2:25-26; 3:15), Aquel que vendría para hacer la voluntad de Dios (He 10:5-7). El Cristo, término que se refiere al Ungido de Dios, alude a la comisión del Señor, mientras que el Hijo del Dios viviente, expresión que denota al segundo del Dios Triuno, habla de Su persona. Su comisión consiste en cumplir el propósito eterno de Dios por medio de Su crucifixión, resurrección, ascensión y segunda venida; mientras que Su persona contiene y expresa al Padre y tiene Su consumación en el Espíritu para producir una plena expresión del Dios Triuno.

¡Cuando vemos a Cristo en Su persona y en Su obra, esa visión nos traerá, tal como hizo el Señor Jesús, a la iglesia! ¡Dios quiere a Cristo y la iglesia! Cuando Pedro habló de Cristo, el Señor dijo: “¡Sí, y yo estoy edificando mi iglesia!” La iglesia es edificada sobre Cristo y la revelación de Cristo, no sólo Cristo, sino la revelación de Cristo de igual manera. [Disfrute de Conclusión del Nuevo Testamento, mensaje 191, por el hermano Witness Lee] Read this portion in English via, our Lord Jesus is the Christ, the Son of the living God, and it is He who builds up His church!

¡Amén, Señor, queremos verte en lo que eres y en lo que haces! ¡Aumenta la manera en que te valoramos en Tu Persona y en Tu obra! ¡Señor, edifica Tu iglesia! ¡Edifícanos como Tu expresión corporativa en esta tierra! ¡Eres el Ungido y designado por Dios para llevar a cabo Su comisión! ¡Que continuemos viniendo a Ti cada día, para verte, disfrutarte y ser infundidos contigo! ¡Señor, te amamos!

Trackbacks

  1. […] el vivir humano perfecto, la muerte toda-inclusiva y la resurrección, en Su ascensión, a Cristo le fue dado sentarse a la diestra de Dios. ¡Dios hizo a Cristo Cabeza sobre todas las cosas! ¡Dios le dio a Cristo un regalo, ser Cabeza […]

  2. […] queremos conocer a Dios y a Su corazón necesitamos leer la Biblia porque el Señor y la Biblia son […]

  3. […] Dios tiene en Su corazón hacernos Su expresión corporativa. ¡Él quiere tener muchas iglesias locales en la tierra, con santos de todas las culturas, trasfondos y clases, que sean perfeccionados para llegar estar en la unicidad de la gloria divina con vistas a expresar la unicidad del Dios Triuno de manera corporativa! ¡Él desea tener una expresión a través del hombre en muchos sitios por toda la tierra! […]

  4. […] fue que los libros científicos, como conocemos, son actualizados todo el tiempo. Sin embargo, ¡la Biblia ha permanecido igual desde que fue escrita! Esto se debe a que la ciencia es meramente el estudio del hombre de aquello que Dios ha creado. […]

  5. […] que tengo estas necesidades humanas y me ha mostrado que Él comprende estos sentimientos! He sido tan cuidada por la preciosidad de Su humanidad. Qué maravilloso tener un Sumo Sacerdote que se conmueve por nuestras debilidades humanas. Por […]

  6. […] Él logró muchas cosas. Su resurrección, por Sus logros, fue muy rica, pues mediante ella Cristo fue hecho el Espíritu vivificante; fue engendrado como el primogénito de Dios; regeneró a los creyentes para Su Cuerpo; fue el […]

  7. […] tierra las personas están siendo salvas, regenerados, transformados, renovados y conformados – ¡para que Dios obtenga aquello que es según Su voluntad, que es Su complacencia, la iglesia! La iglesia es la continuación de Cristo con miras a la prolongación de Sus días – ¡Cristo […]

  8. […] El hombre fue creado por Dios para ser lleno de Dios y para que Dios sea el contenido del hombre y su realidad. Sin embargo, hoy todos los hombres han perdido a Dios como su posesión y ¡en un sentido divino, sin Dios no tienen un lugar donde morar! ¡Todas las personas hoy van a la deriva en busca de un hogar – el hombre está vagando porque ha perdido a Dios! ¡Dios es nuestra verdadera morada y nuestra verdadera posesión! ¡Necesitamos ver la verdadera condición del hombre que no tiene a Dios, tal como nos lo revela la Biblia! ¡Cada cual está lleno de tantas cosas que piensa, anhela o persigue, pensando que le traerá paz y satisfacción, pero estas cosas son el contenido equivocado! ¡Cuando venimos a la Palabra de Dios y oramos con ella; cuando Su luz resplandece en nosotros somos expuestos a la luz, mostrados exactamente cómo somos y somos vaciados de cualquier otra cosa! […]

  9. […] y conocer el “tronco”, es decir, la línea central de la revelación divina. Debemos enfatizar la línea central de la revelación divina, sin embargo no debemos olvidar “las ramas”, que son los puntos menores en las Escrituras. Ya […]

  10. […] Él expresó a Dios, aún bajo persecución y oposición… Mediante Su resurrección… Cristo fue hecho el Espíritu vivificante; fue engendrado como el primogénito de Dios; regeneró a los creyentes para Su Cuerpo; fue el […]