qué hay en el corazón de Dios para Su pueblo y cuál debe ser nuestra respuesta honesta hoy

Hemos comenzado el Estudio de cristalización de Isaías (2) en el entrenamiento de vídeo y aquí traemos algunos “rebuscos” de lo que he disfrutado al ver el primer mensaje titulado Anunciar al Cristo todo inclusivo, Jehová el Salvador, como las Buenas Nuevas. Fui específicamente impresionado en la palabra de apertura con esta pregunta: ¿Qué es aquello que está en el corazón de Dios para nosotros? Señor, ¿qué hay en Tu corazón para Tu recobro? Si en estos días abrieras Tu corazón y hablaras su contenido, directamente al corazón del recobro del Señor, ¿qué dirías? A continuación algunas cosas que están en el corazón del Señor para nosotros:

  • ¡Dios tiene en Su corazón hacer que Cristo sea el todo para nosotros como nuestra realidad mediante nuestra experiencia y nuestro disfrute de Él! No importa quiénes seamos, donde estemos, lo que hagamos y ni siquiera lo que buscamos. Finalmente nos daremos cuenta que ¡aquí en el recobro del Señor sólo hay Cristo y sólo hay Cristo en el corazón de Dios! Pudiera no haber respuestas para todos nuestros problemas… ¡sólo tenemos una Persona Maravillosa! Desde luego, nosotros no podemos “despertar nuestra mente para seguir a Cristo de la manera en que Pablo lo seguía”. Así que no debemos intentar hacerlo inmediatamente. Sin embargo, oremos para que el Señor nos dé un corazón para perseverar en el Cristo todo inclusivo. Que ya no seamos indiferentes, tibios o pasivos, sino que de alguna manera seamos constreñidos por la visión, atraídos por los acordes del amor del Señor… ¡Que podamos comenzar la más elevada de todas las ocupaciones y todas las búsquedas cada día: conocer la Persona Maravillosa, Emanuel, Admirable Consejero, Dios Fuerte, y tantas otras cosas que Él es! ¡Las dos cosas que en realidad ocupan el corazón de Dios es Su Hijo y hacer que nosotros lo conozcamos! ¡Él quiere que este Cristo sea el contenido de nuestro ser y este contenido se constituya en nosotros, al forjarse Él dentro de nosotros! ¡Si Él hablara desde los cielos, afirmaría que en el centro de todo Él lleva a cabo UNA OBRA, la obra central, es decir, forjar, formar a Dios en Cristo dentro de nuestro ser, de tal manera que Dios y Cristo lleguen a ser nuestro contenido, nuestra constitución… es decir, que Él realmente llegue a ser nosotros!
  • Dios tiene en Su corazón ¡ser uno con nosotros en Su anhelo por unirse y compenetrarse con nosotros, e incorporarse a Sí mismo a nosotros, y hacer que nosotros seamos uno con Él, en nuestro anhelo por unirnos a Él y ser incorporados a Él! ¿No podéis percibir este anhelo en el corazón de Dios? En Isaías 40, los primeros versículos comienzan con un hablar desde el corazón de Dios: “Consolaos, consolaos, pueblo mío…”. Tal como vemos en Heb 8, donde Su pacto consiste en que Él sea nuestro Dios y nosotros seamos Su pueblo. ¡En el corazón de Dios hay un anhelo insondable de unirse, mezclarse y compenetrarse con nosotros, e incorporarse a nosotros, y en la medida en que lleva esto a cabo, este anhelo se reproduce, se expresa en nosotros para que también oremos, Señor, hazme uno contigo a Tu manera: Unión, incorporación, entremezcla y compenetración!
  • Dios tiene en Su corazón hacernos Su expresión corporativa. ¡Él quiere tener muchas iglesias locales en la tierra, con santos de todas las culturas, trasfondos y clases, que sean perfeccionados para llegar estar en la unicidad de la gloria divina con vistas a expresar la unicidad del Dios Triuno de manera corporativa! ¡Él desea tener una expresión a través del hombre en muchos sitios por toda la tierra!
  • ¡Dios tiene en Su corazón entre nosotros para llevar a cabo y consumar el romance divino, para obtener una pareja de Su misma especie, homóloga, que sea Su duplicado, para que pueda haber, en los cielos nuevos y la tierra nueva, una pareja universal, la Nueva Jerusalén! Lo que muestra Génesis, en tipo (símbolo) mediante Adán y Eva, será consumado en Apocalipsis mediante Cristo y la iglesia en realidad. ¡Hoy el deseo del corazón de Dios es continuar y llevar a cabo Su romance divino hasta su plenitud!
  • ¡Dios tiene en Su corazón finalizar esta era! ¡Él quiere iniciar la próxima era, donde Su amado Israel sea restaurado, donde el remanente lo mirará y se lamentará… y la gloria de Dios llenará toda la tierra (la manifestación del reino)! ¡Dios desea ponerle fin a la era de la iglesia y comenzar la era del reino, donde Sus creyentes vencedores reinarán con Él por mil años!
  • ¡Dios tiene en Su corazón hacer que usted y yo seamos igual a Él en vida, naturaleza, constitución… para Su expresión corporativa eterna! ¡Él se está forjando a Sí mismo dentro de nosotros cada día para ser nuestra vida, nuestra constitución, incluso llegar a ser nosotros mismos, para que nosotros podamos llegar a ser Él!

Estos asuntos están en el corazón de Dios. Así que yo sólo oro: “¡Señor, haz que mi corazón sea un duplicado de Tu corazón en todas las maneras posibles! ¡Haz que mi corazón sea un duplicado de Tu corazón amoroso y perdonador! ¡Que el deseo de Tu corazón sea el deseo de mi corazón!” Ahora, nuestra respuesta, viendo lo que está en el corazón de Dios… ¿Cuál será? Pues Dios desea que sea:

  • ¡Sólo abrirse a Él! ¡Por favor, abríos! ¡El hablar de Dios es personal! ¡Él nos habla personalmente! ¡Él quiere hablar a nuestro corazón, a todo nuestro ser, de una manera personal! ¡Si encuentran difícil abrirse al Señor, pedidle que Él efectúe esta apertura en vosotros!
  • ¡Sólo amarlo a Él! ¡No queremos meramente temer a Dios, adorar a Dios, ni siquiera sólo creer a Dios o conocer a Dios! ¡Necesitamos amar a Dios! Su corazón de amor está siendo reproducido y duplicado en nuestro corazón.
  • ¡Sólo buscarlo a Él! ¡Que no haya elementos de Laodicea entre nosotros! ¡Que no estemos satisfechos con lo que somos! ¡Que NO nos midamos a nosotros mismos, POR nosotros mismos y creamos que estamos bien! ¡Realmente necesitamos recibir gracia del Señor para ver que no estamos BIEN en nosotros mismos! ¡Lo necesitamos! ¡Oremos por tener un corazón buscador y un espíritu buscador!
  • ¡Sólo ser uno con Él para expresarlo a Él!

¡Oh, Señor, continúa hablándonos! ¡Que permanezcamos abiertos a Ti! ¡Abre todo nuestro ser, Señor, para que podamos recibir Tu hablar! ¡Háblanos de manera personal y háblanos de manera corporativa! ¡Sólo queremos amarte, Señor… y en amor abrir cada parte de nuestro ser a Ti! ¡Señor, danos un corazón buscador y un espíritu buscador! ¡Sálvanos de estar satisfechos con lo que somos! ¡Oh, Señor, cómo anhelamos ser uno contigo para poder expresarte!

Read this sharing in English also via, what is in God’s heart for His people and what should our honest response be today.

Trackbacks

  1. […] cantando y compartiendo. Fui tocada con la palabra respecto a que el Señor nos ama tanto y que Él no quiere que hagamos obras para Él sino sólo que respondamos a Su amor por nosotros, amándol…. ¡Sin Él estamos vacíos y solos! ¡Solamente Él puede llenar nuestro vacío! [Hermana Edyta […]

  2. […] vida! Mediante Su muerte en la cruz, Él pagó el precio para redimirnos y reconciliarnos con Dios. ¡Ahora que hemos sido reconciliados, necesitamos ser salvos, mucho más, en Su vida! Al comer el Cordero de Pascua, el pueblo de Israel fue fortalecido y suministrado para salir de […]

  3. […] La sangre de Cristo es para nuestro perdón – Como Cordero de Dios, Cristo murió por nosotros y derramó Su sangre. Ahora tenemos perdón de pecados en ella. Alguien murió en lugar nuestro y derramó Su sangre para que fuéramos perdonados. Esta es la sangre perfecta del Dios-hombre perfecto, lavando y así eliminando todos nuestros pecados y transgresiones. La sangre de Cristo ha sido aplicada a nosotros no sólo de manera inicial cuando recibimos al Señor, cuando creímos, sino diariamente siempre que venimos a Él y Él brilla en nosotros. De este modo cooperamos con Él y confesamos nuestros pecados – la sangre del señor Jesús quita cualquier pecado y nos purifica (1Jn 1:9). […]

  4. […] de Dios; regeneró a los creyentes para Su Cuerpo; fue el primogénito de entre los muertos; llegó a ser la Cabeza del Cuerpo; Él, como el grano de trigo, produjo los muchos granos que son Su aumento y Su multiplicación y […]

  5. […] [Read this portion also in Spanish / Puede leer esta porción también en español, qué hay en el corazón de Dios para Su pueblo y cuál debe ser nuestra respuesta honesta hoy] […]

  6. […] linaje mencionado es Su descendencia en la resurrección, como simiente corporativa, y somos nosotros Sus creyentes para la edificación de Su Cuerpo como Su continuación, con/en la cual Él vivirá por largos días. Cristo no fue derrotado en la […]

  7. […] en nuestro espíritu es la realidad del nuevo pacto! Cuando nos volvemos a nuestro espíritu, disfrutamos a Cristo como nuestro Mediador. ¡Él nos aplica todas las riquezas de Dios, todo lo que Dios es y tiene, y todo lo que Cristo ha […]

  8. […] dio a Cristo como pacto a Su pueblo y como luz a las naciones! Como pacto Cristo nos trae todo lo que Dios es. Toda la plenitud de la Deidad está corporificada en Cristo y Cristo hoy como el Espíritu está […]

  9. […] sobre el Señor o que evitemos hacer muchas cosas exteriormente para lograr algo humanamente. ¡Entreguémonos al Señor para amarlo, disfrutarlo e incluso derramarnos sobre Él! Él es lo más preciado y es digno de nuestra ofrenda. Crecerá en nosotros y nos recompensará con […]

  10. […] ¡Hay un gran principio espiritual en la Biblia y en nuestra vida Cristiana diaria que está basado en el hecho de que Dios creó al hombre no para que LABORASE para Él sino para que el hombre estuviera satisfecho con Dios y descansara en Dios! El primer día del hombre en la tierra después de ser creado fue el día de reposo de Dios. ¡El hombre simplemente entró en el descanso de Dios y disfrutó a Dios en Su descanso! ¡Esto claramente nos muestra que aunque Dios creó al hombre a Su imagen y conforme a Su semejanza y quiere que el hombre lo exprese y lo represente, lo primero que Dios quiere que el hombre haga es disfrutarlo a Él, descansar en Él y estar satisfecho con Él! Esto es una señal (un pacto eterno entre Dios y Su pueblo), primeramente hemos de descansar en Dios y disfrutar a Dios, y luego podremos trabajar para Él. ¡El hombre fue y es el refrigerio de Dios! ¡El hombre, creado a la imagen de Dios, con un espíritu para tener comunión con Dios, ser la compañía de Dios y Su contraparte (homólogo) es el refrigerio de Dios y Su satisfacción! Nosotros tenemos un espíritu que se deleita en Dios y tiene comunión con Dios. ¡El espíritu es la parte más profunda de nuestro ser, que puede ser satisfecha y llenada solamente con Dios! ¡Tenemos un espíritu para contactar a Dios, recibir a Dios, disfrutar a Dios y contener a Dios! ¡Cuando ejercitamos nuestro espíritu disfrutando de Dios, contactando a Dios, recibiendo a Dios y conteniendo a Dios, entonces somos satisfechos y Dios experimenta un refrigerio! […]

  11. […] -nuestra función, nuestro hablar, nuestro hacer- dentro del orden y el diseño de la casa de Dios? ¿Estamos edificados con solidez? Estas preguntas y estos asuntos deben llegar a ser nuestra realidad – ¡Dios nos mide según la […]

  12. […] todos les encanta ver y lo que Dios quiere – lo que Dios quiere y Cristo valora en la iglesia es – ¡la expresión de Cristo en un grupo de personas edificadas! ¡Nada menos que esto satisfará Su estándar o logrará Su complacencia! ¡No queremos nada menos […]

  13. […] de Dios; regeneró a los creyentes para Su Cuerpo; fue el primogénito de entre los muertos; llegó a ser la Cabeza del Cuerpo, y como el grano de trigo, produjo los muchos granos que son Su aumento y Su multiplicación y […]