¡Sólo cuando venimos a Dios como la fuente de agua viva podemos ser completamente satisfechos y ser Su expresión hoy!

En Isaías y Jeremías vemos a Dios tratando con Su pueblo. Muchas veces tenemos la impresión que “Dios quiere castigar a Israel” –todos esos juicios, guerras… Pero Jeremías 2:13 arroja mucha luz acerca de lo que Dios verdaderamente desea de Su pueblo y qué tipo de vínculo quiere Él tener con Israel. Dice:

Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.

El libro de Jeremías habla de la ira de Dios y Su disciplina/castigo hacia el pueblo de Israel. Ahora, lo que Él considera como los males de Su pueblo NO es que no obedecieran la ley o que dejaran de hacer algo, sino (y esto es muy simple) que lo dejaron a Él, fuente de agua viva para buscar algo más. En Su economía, la intención de Dios es ser la fuente de agua viva, para impartirse dentro de Su pueblo escogido y ser la satisfacción y el disfrute de ellos. El agua viva es para que bebamos y disfrutemos y esta agua realmente nos imparte vida. ¡El deseo que está en el corazón de Dios en relación a Su pueblo es tan positivo! Él quiere ser nuestra agua de vida, que dentro de nosotros nos vivifica, nos da poder y nos fortalece para que vivamos para Su propósito. ¿Cuál es la meta suprema de este beber a Dios como el agua viva, al que nos referimos? Pues que Dios obtenga un pueblo en esta tierra que lo exprese plenamente. Este es la iglesia, la contraparte de Dios, que proviene de Cristo y es Cristo mismo porque es Su expresión en esta tierra (Juan 3:29-30). Esto es lo que Dios siempre ha querido: Un pueblo que esté abierto a Él, que vaya a Él y que Él entre en ellos para ser su agua viva, para luego brotar de ellos, fluyendo para alcanzar a otros y poder obtener así Su expresión corporativa sobre la tierra.

Como la mujer samaritana en Juan 4, nosotros todos tenemos sed y tratamos de satisfacerla con muchas cosas. Todos nosotros “cavamos cisternas” propias. Aunque éstas PUDIERAN servirnos y satisfacernos por un tiempo, al final, nos dejan otra vez sedientos e insatisfechos. Sólo Dios como agua viva, en nosotros, puede satisfacer completamente nuestra sed. Mientras más intentemos probar otras cosas, más nos daremos cuenta que sólo estamos cavando cisternas (propias) que están rotas y no retienen nada. Podemos probar el entretenimiento y consumir cine y música. Quizás deportes o las tecnologías más novedosas. Todas estas“fuentes” nos dejan secos y vacios. Dios nos ha creado a Su imagen, conforme a Su semejanza, con un poderoso deseo interno de Dios mismo, un vacio que exactamente tiene la forma de Dios, que solamente y únicamente Dios puede llenar. Podemos afanarnos y trabajar para comprar cosas y adquirir propiedades, o puede que nos involucremos en montones de actividades de esparcimiento y hacer muchos amigos. Al final, nos damos cuenta que estas cosas son como “ídolos” que sustituyen a Dios, por lo que no tienen la capacidad de satisfacernos de verdad. El hecho de que las cisternas estuvieran rotas significa que sin Dios en nuestro interior como agua viva, NADA puede satisfacer nuestra sed interior y tampoco NADA puede convertirnos en el aumento de Dios, que es para lo que fuimos creados, y así ser Su expresión. Somos completamente felices y estamos satisfechos cuando bebemos de Él al invocar Su nombre, al orar con un corazón abierto y sobre la palabra, junto con todas las otras actividades y experiencias de la vida divina que está en nosotros, en nuestro espíritu. Al beber de Él como la fuente de agua viva llegamos a ser Su expresión en esta tierra porque somos Su aumento. Igualmente, es nuestra alegría y nuestro deleite ser llenos de Dios como nuestra agua viva y ser Su expresión de una manera viviente y corporativa [palabra dada a partir de una nota de pie de página muy rica que se encuentra (en inglés) en Jeremías 2:13][read this portion in English via only by coming to God as the fountain of living waters can we be satisfied fully and become His expression today!]

¡Señor, sálvanos de abandonarte como la fuente de agua viva! ¡Continúa trayéndonos a Ti como la única fuente de vida, para beber de Ti y ser satisfechos! ¡Señor, haznos Tu expresión en vida hoy!

Trackbacks

  1. […] redimió y edificó. Sin embargo, el pensamiento central de la Biblia es Cristo y la iglesia. Todo fue creado de acuerdo al propósito de Dios. La iglesia es el deseo del corazón de Dios y ésta debe ser nuestra visión […]

  2. […] primeramente necesitamos venir al Señor y preguntarle, es decir, inquirir de Él, para que podamos servirle de acuerdo a Su deseo y Su preferencia! ¡Señor, haz que mi corazón sea un duplicado de Tu corazón, para que todo aquello que pesa en […]

  3. […] las cosas son para el cumplimiento de la voluntad de Dios y Su deleite – no vivimos en la tierra para nosotros mismos sino para Dios y Su deleite! Somos regenerados para cumplir la voluntad de Dios, lo cual complace a Dios y Su impartición en […]

  4. […] lo amamos y conocemos que Él es el Único que puede llenarnos y satisfacernos, aún tenemos otras cosas en las que tratamos de encontrar deleite. ¿Por qué? Yo creo que esta pregunta nos lleva a otras dos, que tanto creyentes como incrédulos […]

  5. […] dos tipos de reacciones que podemos tener cuando Su disciplina viene a nosotros. Podemos bromear y burlarnos O podemos estar tan desalentados que nos rendimos completamente. […]

  6. […] de su vida, está continuamente luchando para obtener disfrute. El resultado de esta lucha es que cae en toda clase de ataduras – ¡toda la búsqueda que el hombre realiza por placer y satisfacción fuera de Dios, se […]

  7. […] y a la iglesia como nuestra familia divina! ¡Aleluya! ¡Aquí disfrutamos al Señor e incluso experimentamos una profunda alegría! Cuando un esclavo es liberado, él siente gran alegría. ¡Cuando el Señor liberó a los […]