somos salvos por toda la eternidad, pero también necesitamos llevar a cabo nuestra salvación con temor y con temblor

Muchos cristianos creen que una vez que fuimos salvos (cuando nacimos de nuevo), lo mejor que podemos hacer es llevar una vida de acuerdo a la Biblia; ser gente buena, ayudar a otros a que sean salvos y esperar ir al cielo. Sin embargo, la Biblia claramente establece que SÍ, somos salvos una vez que creemos en el Señor, pero también es necesario ¡continuar “laborando activamente en nuestra salvación” después de haber recibido la salvación eterna! Tenemos esta “la salvación eterna”; nunca pereceremos, sino que reinaremos para siempre con Dios. No obstante, necesitamos una salvación diaria, que nos salve en la vida divina, pero ¿de qué? ¡De todo aquello que es caído, de todo aquello que es nuestro, individual y naturalmente, hasta que hayamos sido hechos exactamente como Él! Esta salvación diaria es el resultado de tomar a Cristo mismo, a quien vivimos, experimentamos y disfrutamos, como nuestro patrón interior y exterior. Pablo dice en Fil 2:12-13:

12. Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, llevad a cabo vuestra salvación con temor y temblor,
13. Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por Su beneplácito.

Nuestra salvación es una Persona maravillosa, el Señor Jesucristo. No aquel Cristo histórico, lejano en el pasado, sino ¡el Cristo personal, actual, real y práctico que podemos experimentar, en el que podemos entrar y quien podemos llegar a ser! Así como Noé “llevó a cabo su salvación” en el Antiguo Testamento, y que a pesar de ser alguien que caminaba junto a Dios, trabajó en el arca, luego entró en ella y ¡esto fue su salvación!, así nosotros, ¡hoy necesitamos trabajar junto a Dios en Cristo, para ganarlo a Él, obtenerlo a Él y finalmente entrar en Él! ¡De esta manera somos salvos de esta generación torcida y perversa y somos edificados como el testimonio de Dios en la tierra! Sí, somos salvos por toda la eternidad y nunca perderemos esta salvación pero aún así, cada día, ¡necesitamos laborar en Cristo! Necesitamos construir el arca, es decir, ¡edificar a Cristo como nuestra salvación cada día! La salvación de Dios no es tan sencilla. Ésta incluye todo lo que Dios es y tiene para nosotros, y cubre no sólo nuestro tiempo de vida humana sino ¡toda la eternidad! Hoy estamos en este “pasaje de salvación”, llevando a cabo nuestra salvación con temor y con temblor, mediante nuestra obediencia constante y absoluta al Señor en Su Palabra.

Que podamos ver esto y colaborar diariamente con Dios, llevando a cabo nuestra salvación. ¡Edifiquemos a Cristo! ¡Hoy estamos edificando a Cristo mismo, y este Cristo llegará a ser la salvación futura en la cual entraremos! ¡Un día, bajo la soberanía de Dios, entraremos en el mismo Cristo que hemos edificado! Mientras más disfrutemos a Cristo cada día, al pasar tiempo con Él en Su Palabra, más ejercitado estaremos en nuestro espíritu estará, personal y corporativamente. Mientras más estemos en las prácticas de la vida divina, al inhalar a Dios, más estaremos llevando a cabo nuestra salvación, y ¡Cristo es edificado en nuestra experiencia! Este Cristo edificado es un Cristo corporativo, así que no sólo se trata de nosotros mismos en lo personal, sino ¡del Cuerpo de Cristo! Este Cristo está siendo edificado en / dentro de nosotros y nosotros estamos siendo edificados en / dentro de Él. Cristo llega a estar edificado en nuestra experiencia. ¡Esta es nuestra salvación y por esto necesitamos colaborar con Dios al laborar en Él diariamente! [Disfrute de The Divine Dispensing of the Divine Trinity (La impartición divina de la Trinidad Divina), por Witness Lee] [read this portion in English also via, we are eternally saved, yet we also need to work out our own salvation with fear and trembling]

¡Señor, hoy NECESITAMOS SER SALVOS! ¡Sólo queremos colaborar contigo, Señor! ¡Gracias por obrar en nosotros el querer y el hacer! ¡Señor, que podamos llevar a cabo nuestra salvación con temor y temblor! ¡Que Cristo sea edificado en nuestra experiencia hasta que llegue a ser el arca en la cual entramos para ser salvos plenamente! ¡Gracias Señor por el privilegio de que podamos obrar contigo para edificar el arca!

Trackbacks

  1. […] más cada día y es más disfrutable! Esta mañana he disfrutado esto en el libro de Filipenses Cristo es todo para nosotros en nuestra experiencia para ser nuestra salvación no sólo en la eternidad, esto es a muy largo plazo, sino ¡cada día, […]

  2. […] todo, nuestra vida depende de la palabra que el Señor habla a nosotros. En Ef 5:26, somos santificados y purificados por el lavamiento del agua por la Palabra. La manera […]

  3. […] Él dentro de nosotros! ¡Si Él hablara desde los cielos, afirmaría que en el centro de todo Él lleva a cabo UNA OBRA, la obra central, es decir, forjar, formar a Dios en Cristo dentro de nuestro ser, de tal manera […]

  4. […] días anteriores estuvimos disfrutando que necesitamos llevar a cabo nuestra salvación al edificar a Cristo en nuestra experiencia. Así como Noé edificó el arca, nosotros estamos […]

  5. […] está esta salvación, pero ¿cómo puedo ser yo salvo?”. La Biblia nos revela la manera en que Dios salva al hombre en Cristo y cómo el hombre puede ser salvo por fe, para que podamos acceder a la salvación. Esta es la […]

  6. […] este viaje fui salvo hacia el Señor, de manera muy práctica y real, en la comunión, en varias ocasiones. Fui llevado de vuelta a Cristo desde el entorno, desde las situaciones y las […]

  7. […] Esta mañana he disfrutado especialmente el hecho de que Cristo no sólo es nuestro Cordero “asado en la cruz por el juicio de Dios” por nuestros pecados. Sino que también llegó a ser nuestro suministro de vida cuando lo […]

  8. […] interior hay Alguien que nos habla todo el tiempo y nos dice qué hacer y qué no hacer – ¡necesitamos obedecerle! De otro modo, perderemos el rumbo y nos perderemos. ¿Cómo podemos estar seguros de que estamos […]

  9. […] Pingback: somos salvos por toda la eternidad, pero también necesitamos llevar a cabo nuestra salvación con t… […]

  10. […] hay GLORIA y BELLEZA! ¡Hoy cuando leemos la Palabra y oramos la Palabra con un espíritu abierto somos glorificados para ser la Casa de Su gloria (Is 60:7) y la expresión corporativa del Dios Triuno en unicidad, como la iglesia que […]