Disfrutar y proclamar el jubileo para traer a otros al disfrute de su primogenitura

Hechos 26: 18 Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados por la fe que es en Mí.

Hechos 26: 18 Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados por la fe que es en Mí.

Dios ordenó que Su pueblo heredara la primogenitura. Dios quiere que ellos disfruten su porción de la buena tierra, y sean sacerdotes y reyes para que Dios sea Su reino en la tierra.

Pero desafortunadamente muchos en el pueblo de Dios han perdido su tierra, incluso se han perdido ellos mismo debido a la pobreza. Ellos han tenido que venderse como esclavos. Muchos perdieron su primogenitura.

Sin embargo, Dios hizo una provisión para todos aquellos que perdieron su primogenitura: En el año 50, el año del jubileo, se toca el cuerno del carnero proclamando la liberación de los cautivos y que sus posesiones sean restauradas (Levítico 25). En el año del jubileo todos los que habían perdido su primogenitura eran liberados de cualquier atadura y devueltos a su posesión perdida.

Esta es una imagen maravillosa de lo que ocurre con respecto a la humanidad en general: Todos los hombres fueron creados por Dios a Su imagen, conforme a Su semejanza para que tuvieran la primogenitura para disfrutar a Dios, expresar a Dios y representar a Dios.

¡No obstante, toda la humanidad es caída debido al pecado, la incredulidad y la independencia de Dios, así que el Señor vino para cumplir todos los requisitos de la justicia, la santidad y la gloria de Dios, y proclamar el jubileo para todos los que se arrepientan y crean en Él!

¡En este momento Dios es nuestra justa posesión, y al ser redimidos mediante la fe en Cristo somos restaurados al disfrute de Dios! Somos los hijos pródigos que regresamos a nuestro Padre y somos restaurados a nuestra posesión legítima, Dios mismo (Lucas 15).

¡Toda la era del Nuevo Testamento es el año del jubileo, el año de la emancipación gloriosa, la liberación de toda atadura, la libertad de cualquier esclavitud y el regreso a la posesión perdida! ¡Cuando alguien cree en Cristo, Satanás tiene que liberarlo de cualquier esclavitud de pecado, y entonces es restaurado al disfrute de Dios!

Sin embargo, entre los millones de creyentes en la tierra, no hay muchos que ejerzan y disfruten su primogenitura. ¡Por ello existe la necesidad hoy, en el año del jubileo, de que seamos recobrados a nuestra primogenitura, proclamemos el jubileo y difundamos el jubileo!

En el año del jubileo nuestra primogenitura perdida ha sido redimida, recobrada y restaurada

Lucas 4:18-19 El Espíritu del Señor está sobre Mí, por cuanto me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres; me ha enviado a proclamar a los cautivos libertad, y a los ciegos recobro de la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año agradable del Señor, el año del jubileo.

Lucas 4:18-19 El Espíritu del Señor está sobre Mí, por cuanto me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres; me ha enviado a proclamar a los cautivos libertad, y a los ciegos recobro de la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año agradable del Señor, el año del jubileo.

Por causa de la caída de Adán, todos los hombres son caídos, nacidos en pecado, esclavos del pecado. Perdimos nuestra primogenitura y nuestra posición y fuimos hechos cautivos para ser esclavos del pecado. Pablo dijo en Romanos 7:14: Yo soy de carne, vendido al pecado”. Todos los seres humanos caídos y no regenerados han perdido su primogenitura y son esclavos del pecado.

Toda la humanidad ha perdido el derecho a disfrutar a Dios, expresar a Dios y representar a Dios. Todo el mundo nace bajo la esclavitud del pecado, y Satanás es el dueño de los esclavos.

Pero cuando el Señor Jesús vino, Él proclamó el año del jubileo. Él dijo en Lucas 4:18-19,

El Espíritu del Señor está sobre Mí, por cuanto me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres; me ha enviado a proclamar a los cautivos libertad, y a los ciegos recobro de la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año agradable del Señor, el año del jubileo.

¡Desde que el Señor Jesús vino, toda la era del Nuevo Testamento ha sido parte del año del jubileo, el año agradable del Señor! ¡Hoy todo el que se arrepienta y crea en el Señor es redimido, recobrado y restaurado a su primogenitura, y tiene el derecho de disfrutar a Dios, expresar a Dios y representar a Dios!

Tomando como base la redención de Cristo, Dios puede justificar e introducir en la salvación completa, de manera legítima, a todos los que creen en el Señor Jesús.

¡Los justos requisitos de la ley de Dios han sido cumplidos, al ser destronado el gobernante de este mundo y el mundo juzgado, y al ser destruido el diablo, que tenía el poder de la muerte, el Señor tiene la posición para proclamar liberación de las ataduras del pecado, libertad de la esclavitud del pecado y de la muerte, el recobro de la primogenitura, y la restauración del disfrute de Dios al cualquiera que esté abierto, arrepentido y crea en Él!

¡Hoy todo lo que el hombre tiene que hacer es arrepentirse y creer en el Señor Jesús y será restaurado a su primogenitura del disfrute de Dios!

¡Nuestra primogenitura perdida ha sido redimida mediante la redención de Cristo! ¡Ha sido recobrada y restaurada para nosotros! ¡Estamos en el jubileo, hay alegría y exultación, estamos siendo liberados de toda atadura, y estamos siendo devueltos a nuestra legítima posesión, Dios mismo!

¡Gracias, Señor Jesús por venir a proclamar el año del jubileo. Somos redimidos, restaurados y recobrados a nuestra posesión perdida al creer en Ti. Ya no hay condenación para nosotros que estamos en Cristo Jesús. Aleluya, estamos siendo libertados diariamente de toda atadura y esclavitud del pecado, el mundo, el yo, la carne y Satanás. Alabado sea el Señor, Dios en Cristo es nuestra porción asignada para disfrutar con los santos en la luz!

Proclamar y difundir el jubileo – el evangelio del Nuevo Testamento

Lucas 24:47 Y que se proclamase en Su nombre el arrepentimiento para el perdón de pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.

Lucas 24:47 Y que se proclamase en Su nombre el arrepentimiento para el perdón de pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Fuente imagen: Quozio.com

Pero desafortunadamente muchos creyentes todavía no disfrutan su primogenitura; ellos todavía tienen alguna atadura, todavía están apartados del disfrute de Dios como su posesión, y aún se encuentran únicamente en sus propias mentes y emociones.

¡En el Antiguo Testamento, cuando un esclavo era liberado en el año del jubileo y regresaba a su posesión perdida, había mucha alegría, regocijo y difusión del jubileo! De manera similar, si nosotros somos traídos de vuelta al disfrute de Dios, y aprendemos a traer el hombre a Dios y Dios al hombre, debemos proclamar el jubileo y difundir el jubileo.

¡Necesitamos ser uno con el Señor al proclamar el evangelio en el Nuevo Testamento, el evangelio del jubileo! Nosotros hemos sido, y constantemente estamos siendo, liberados de toda atadura, y disfrutamos constantemente al Cristo todo-inclusivo como nuestra buena tierra; ahora es el momento de proclamar el jubileo a los hombres y de difundir el jubileo a los creyentes!

Necesitamos difundir el jubileo, el evangelio del Nuevo testamento, la proclamación de la libertad a los cautivos y el recobro de la primogenitura perdida (Lucas 9:1-6; 24:47). El Señor Jesús hizo esto, y ahora nos llama, como llamó a Pablo, para hacerlo también,

Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados por la fe que es en Mí. Hechos 26:18

¡El Señor Jesús como Dios mezclado con el hombre fue el primero en hacer esto. Así que nosotros, que estamos disfrutando la mezcla de la naturaleza divina con sus atributos con nuestra naturaleza humana con sus virtudes para producir el más alto estándar de moralidad, necesitamos difundir el jubileo y proclamar el jubileo!

¡Hay muchas personas a nuestro alrededor que no conocen lo que es ser liberados de las ataduras del pecado. Necesitamos difundir el jubileo al predicar el evangelio del reino para liberar a las personas de las ataduras y traerlos al disfrute de su primogenitura, ahora perdida!

¡Necesitamos orar por países como la India, Sri Lanka, Nepal, Pakistán, China, Bangladesh, etc y especialmente orar y hablar en los países muertos de Europa occidental!

Debemos regocijarnos de que nuestra primogenitura haya sido restaurada, pero nuestro regocijo debe ir más allá, a predicar el evangelio a todas las naciones – comenzando por el sitio donde el Señor nos puso. Necesitamos rescatar el que perece, cuidar el moribundo, sacarlos de las ataduras y la muerte.

¡Necesitamos proclamar que Dios es amor, Dios es alegría, Dios es vida, Dios es luz, y hay una familia lista para recibirlos sin importar quiénes sean o qué sean! Necesitamos ser uno con Cristo para proclamar el jubileo para la liberación de otros de sus ataduras del pecado, Satanás, el mundo y el yo, para que disfruten su primogenitura perdida – esta primogenitura es el derecho a disfrutar al Dios Triuno en Cristo (2 Corintios 13:14; Efesios 3:16-17).

¡Que el Señor nos infunda con fe para proclamar nuestro derecho a disfrutar el Dios Triuno, y que nos levantemos con el Señor para proclamar el año del jubileo!

¡Señor Jesús, haznos uno contigo para difundir el jubileo, el evangelio del Nuevo testamento. Señor, queremos permanecer contigo y proclamar la liberación de los cautivos y el recobro de la primogenitura perdida a aquellos que están abiertos para recibirte. Infúndenos con fe para que podamos proclamar nuestro derecho a disfrutar al Dios Triuno, y fortalécenos para hablar el evangelio a tantos pecadores perdidos a nuestro alrededor. Que el evangelio del Nuevo testamento sea predicado en todo el mundo habitado para que muchos sean liberados de las ataduras y sean traídos de regreso a su primogenitura del disfrute del Dios Triuno!

Read the Article in English, Enjoying and Proclaiming the Jubilee to Bring Others to Enjoy their Birthright, on the Blog The Normal Believer in Christ

Referencias e Himnos
  • Inspiración: La Palabra de Dios, nuestra experiencia cristiana, el mensaje de esta semana impartido por el hermano Ron Kangas, y las porciones del Estudio-vida de Lucas (mensaje 27), tal y como está citado en La palabra santa para el avivamiento matutino sobre el Estudio de cristalización de Génesis (3), semana 5 / mensaje 5, La primogenitura (usted puede comprar este libro aquí y aquí). 
  • Hymns on this topic:
    # Jesus, Jesus our Redeemer / Has secured our liberty, / He has freed us from our bondage / Now in His life we are free. / From the darkness to the light— / Now in Him reality. / We proclaim the year of our Lord, / Hallelujah Jubilee. (Song on, The Jubilee)
    # Jesus Christ You are the Man-Savior / Expressing God; / Beautifully, sweetly, and pleasantly. / Jesus Christ, the genuine, complete, / Moral, perfect Man revealing God; / In His saving grace to fallen man, / In the Jubilee of grace. (Song on Jesus, the Jubilee)
    # Down in the human heart, / Crushed by the tempter, / Feelings lie buried that grace can restore; / Touched by a loving heart, / Wakened by kindness, / Chords that are broken will vibrate once more. / Rescue the perishing, / Care for the dying; / Jesus is merciful, / Jesus will save. (Hymns #921)

Testimonio de la Escuela de Invierno de la Verdad. Acerca de “La Biblia testifica del Señor Jesús“

La Escuela de Invierno de la Verdad es un tiempo de una semana en la que los jóvenes se reúnen para entrar en la verdad, compenetrarse y tener comunión en cuanto a la Palabra de Dios. En Europa hasta ahora la escuela de invierno ha sido en Londres, Reino Unido. El año anterior (2010), profundizamos en “La Biblia”. A continuación tenemos el testimonio de lo que la hermana Grace disfrutó más en este tiempo maravilloso.

2 Timoteo 3:16: “Toda la Escritura es inspirada por el aliento de Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia.” El tema de la Escuela de Invierno de la Verdad este año fue la Biblia. Dios se expresa a través de Su Palabra. Necesitamos ver que la Biblia no es como cualquier otro libro, sino que tiene la capacidad de cambiar las personas interiormente. Si queremos conocer a Dios, hemos de conocer la Biblia. ¿Cómo podemos complacer a Dios si no sabemos lo que Él quiere? La Biblia es el medio mediante el cual Dios el Espíritu nos alcanza. Cualquier cosa que Dios quiere en relación con nosotros y cualquier cosa que quiere que hagamos está escrita en Su Palabra. Esta semana hemos visto que Dios nos ha dado dos herencias espirituales: El Espíritu, que no podemos ver, y la Biblia que sí es visible. Tenemos que darnos cuenta que necesitamos a ambos. Necesitamos ser entrenados en nuestra mente para comprender la Palabra, y ser ejercitados en nuestro espíritu para experimentar la Palabra y tocar al Señor.

Yo realmente he disfrutado el ejemplo que dieron para ilustrar esto. A la Biblia podemos compararla con las vías del tren y el Espíritu con el combustible de éste. El tren no puede andar si falta alguno de los dos. Las vías son exteriores al tren, estas son la Palabra de Dios que nos guía y conduce en la dirección correcta. El combustible es interno y representa al Espíritu que nos energiza para que podamos andar. Cuando tocamos el Espíritu obtenemos la vida del Espíritu.

¿Cuál es el tema central de la Biblia? Ya vimos en la Escuela de Invierno que el tema de la Biblia está contenido en cuatro afirmaciones: 1) Dios planeó y creó; 2) Satanás se rebeló y corrompió; 3) el hombre cayó y se perdió y 4) Cristo redimió y edificó. Sin embargo, el pensamiento central de la Biblia es Cristo y la iglesia. Todo fue creado de acuerdo al propósito de Dios. La iglesia es el deseo del corazón de Dios y ésta debe ser nuestra visión hoy.

Igualmente, la Biblia tiene muchas funciones. Primero, la Biblia es la expresión y la explicación del Señor Jesús. La Biblia también nos hace sabios para salvación. La Palabra hace que seamos regenerados. Las Escrituras son nuestra leche como alimento y nuestro pan de vida. Finalmente, La Biblia es para nuestro perfeccionamiento. Podemos conocer la Palabra y ser constituidos con el Señor mismo. Entonces podemos hablar vida, con la cual infundir a otros. Mientras más llenos estemos con la Palabra de Dios, más vida tendremos para hablar y más contenido tendrá nuestro hablar. También, mientras más hablemos, más seremos llenos en el espíritu.

La Biblia nos revela a Dios. Nuestro Dios es uno, según Isaías 45:5a, que dice: “Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí.”

Dios es poderoso y fiel. Él existe por Sí mismo. Su existencia es desde siempre y por siempre. Además, es triuno, es decir, Él es tres y aún así es uno, coexistente, coinherente y eterno. ¿Por qué Dios es triuno? El Dios Triuno lo es para poder impartirse a Sí mismo dentro de nosotros, puesto que fuimos creados para contenerlo. Fuimos creados para contener a Dios.

Que tengamos esta carga es necesario, para predicar el evangelio a nuestros amigos en esta era, la era de la iglesia. Esta es la era en la que cualquiera puede recibir la vida eterna sólo al creer en Él. Empero, en la próxima era, la era del Reino, ya eso no será posible. En la eternidad, con la Nueva Jerusalén, manifestaremos al Dios Triuno por la eternidad. Todos buscan algo hoy. Vivimos en una era que rechaza a Dios. Hoy, el cristianismo está lleno de cosas que no son Cristo. La intención de Dios es que Su voluntad sea hecha y que Su reino se manifieste en la tierra. Él no puede realizar esto sin el Cuerpo, la iglesia. La iglesia es la meta que Dios quiere alcanzar en Su economía eterna. Cada uno de los que somos salvos participamos en esta meta de Dios. Que Él pueda alcanzar esto que es el deseo de Su corazón, de acuerdo a Su beneplácito.

[read this portion in English via, sharing from the 2010 Winter School of Truth – the Bible testifies concerning the Lord Jesus]