El significado de la Piedra, la columna, la Casa de Dios y el aceite en Génesis 28

La calle principal en la Biblia es la edificación de Dios. Dios está haciendo una sola cosa en el universo: Edificar Su habitación eterna (Cita de Witness Lee)

La calle principal en la Biblia es la edificación de Dios. Dios está haciendo una sola cosa en el universo: Edificar Su habitación eterna (Cita de Witness Lee)

El sueño que Jacob tuvo en Génesis 28 es el momento más crucial de todo el libro de Génesis y la palabra más crucial en la revelación de Dios.

Jacob, un suplantador que huyó de la casa de sus padres por miedo de su hermano a quien robó la primogenitura y la bendición de primogénito, estaba vagando por el desierto hasta que llegó a cierto lugar donde se quedó a pasar la noche. Él tomó una piedra como almohada para dormir. No es muy cómodo dormir sobre una piedra y muchos preferirían algo más suave, pero en el caso de Jacob, él usó una piedra como soporte.

Durante la noche él tuvo un sueño asombroso respecto a una escalera celestial apoyada en la tierra que llegaba hasta el cielo, sobre la cual los ángeles de Dios descendían y ascendían (ver Génesis 28:10-22). Aunque Jacob era una persona terrible, alguien que robó la primogenitura y la bendición a su propio hermano y por ello tuvo que huir de su familia, Dios le escogió y por ello tuvo una revelación de la casa de Dios, la escalera celestial que une la tierra con el cielo y trae le cielo a la tierra.

¡Después que se despertó de su sueño, Jacob estaba asombrado y asustado -este es un lugar impresionante, esta es la casa de Dios! ¿Cómo es que él pudo tener este entendimiento y revelación? Tiene que haber venido del Padre, que es quien revela estas cosas a Sus escogidos (ver Mateo 16:17). Jacob tomó la piedra-almohada y la erigió como columna, sobre la cual derramó aceite, llamando al lugar Betel, la casa de Dios (Génesis 28:22).

Aquí vemos cuatro elementos principales: La piedra, la columna, la casa de Dios y el aceite. ¡Estos son cuatro asuntos muy importantes. Son los elementos básicos que componen toda la Biblia!

  • La piedra simboliza a Cristo como la piedra viviente, la piedra del ángulo, la piedra de fundamento, la piedra cimera y la piedra en la edificación de Dios, y a la humanidad transformada en la cual Cristo se forja para el edificio de Dios.
  • La columna se refiere al material que fundamento el edificio de Dios, la casa de Dios.
  • La casa de Dios es el sueño de Dios, el deseo de Su corazón, la mezcla de Dios y el hombre para que Dios more en el hombre y el hombre en Dios.. El aceite es un cíbolo del Espíritu como la consumación del Dios Triuno que alcanza al hombre y lo unge para que el hombre sea lleno y pueda expresar a Dios.
  • ¡Qué revelación tan asombrosa y crucial tenemos en Génesis 28!

El significado espiritual de la piedra, la columna, la casa de Dios y el aceite en Génesis 28

Génesis 28:22 Y esta piedra que he erigido como columna será casa de Dios.

Génesis 28:22 Y esta piedra que he erigido como columna será casa de Dios.

En el registro de Génesis 28:10-22 acerca del sueño de Jacob, tenemos cuatro asuntos fundamentales: La piedra (vers. 11, 18, 22), la columna (vers. 18), la casa de Dios (vers. 17, 19, 22) y el aceite (vers. 18); estos son los factores básicos que forman toda la Biblia.

¿Qué significa la piedra? Primero, representa a Cristo como la piedra para el edificio de Dios: Él es la piedra del ángulo, la piedra cimera, la piedra de fundamento y la piedra viviente -Él es la piedra para el edificio de Dios. Igualmente, la piedra representa al hombre transformado que ha sido constituido con Cristo como el elemento piedra para ser casa de Dios, la cual es la iglesia hoy. Así también, la piedra fue usada por Jacob como almohada, es decir, como soporte y descanso. Cristo como la roca sólida para el edificios e Dios es nuestro soporte y descanso.

Jacob tomó la piedra que usó como almohada y la erigió como columna – nadie le dijo que hiciera esto, pero lo hizo y esto es muy importante. La columna es para el edificio de Dios, para sostener el edificio de Dios. Nosotros nosotros nos encontramos en el proceso para llegar a ser columnas en el edificio de Dios para Su testimonio y expresión sobre la tierra.

Jacob dijo: ¡Esta es la Casa de Dios! La casa de Dios es el lugar para el descanso de Dios, Su satisfacción y Su expresión. Dios se siente en Su hogar cuando está en Su casa (Efesios 2:22) y es la manifestación de Dios en la carne, Dios manifestado en el hombre (1 Timoteo 3:15). Finalmente, la casa de Dios será ampliada como la Nueva Jerusalén, la ciudad santa que tiene la misma apariencia que Dios (ver Apocalipsis 4:2-3; 21:11).

El aceite es un tipo de Dios alcanzando al hombre, Dios fluyendo como el Padre, en el Hijo como el Espíritu para alcanzar al hombre. El Dios Triuno fluye para alcanzar al hombre, ungir al hombre, llenar al hombre para ser la Casa de Dios. Antes que el Espíritu nos alcanzara éramos sólo piedras; al tener Su unción somos la casa de Dios.

¡Aleluya. Somos piedras vivas para el edificio de Dios (1 Pedro 2:5). Estamos en el proceso mediante el cual llegamos a ser columnas en el templo de Dios, la iglesia (Apocalipsis 3:12). Somos la casa de Dios en espíritu, Dios manifestado en la carne (Efesios 2:22; 1 Timoteo 3:15). Estamos siendo ungidos con el Dios Triuno fluyendo como el Espíritu para ser la casa de Dios, el hogar de Dios, Su morada (1 Juan 2:20, 27). Aleluya!

¡Señor, Jesús, Tú eres la piedra para el edificio de Dios. Fórjate con tu elemento piedra en nosotros para hacernos piedras vivas edificables como partes del edificio de Dios. Señor, haznos columnas en Tu casa, fuertes y que permanecen para sostener el testimonio de Jesús y expresar a Cristo de manera corporativa. Edifícanos con todo los santos como Tu casa para que seamos para tu descanso y satisfacción. Guárdanos bajo el ungir del Espíritu, disfrutando al Dios Triuno que fluye para alcanzarnos y llenarnos con Dios!

¡Dios y nosotros no tenemos casa ni descanso, hasta que Dios sea nuestro hogar y nosotros seamos el hogar de Dios!

¡Dios y nosotros no tenemos casa ni descanso, hasta que Dios sea nuestro hogar y nosotros seamos el hogar de Dios!

En esta historia en Génesis 28 Jacobo estaba sin hogar (él huyó de casa) y  no tenía reposo (vagaba por el desierto, buscando un lugar donde pasar la noche). Cuando el hombre no tiene hogar, Dios tampoco tiene hogar. Dios creó todas las cosas, en los cielos se encuentra Su trono y la tierra es estrado para Sus pies, pero nos preguntamos algo más: ¿Dónde está Su casa (Isaías 66:1)?

En Génesis 28 e incluso hoy Dios carece de casa -Él quiere un hogar, una morada, y no descansará (no tiene reposo) hasta que lo obtenga. Nosotros no tenemos no tenemos reposo y estamos sin hogar hasta que encontremos un hogar, y Dios no tiene reposo y está sin hogar hasta que encuentre Su hogar.

Cuando llegamos a casa después de un largo día de trabajo o después de un viaje, nos alegra decir: ¡Alabado sea el Señor, estoy en casa! En términos espirituales estamos en casa cuando estamos en Dios. Dios es nuestro hogar – Él es nuestra morada a través de las generaciones (ver Salmos 90:1; 91:1, 9). ¡En realidad no estamos en nuestro hogar cuando llegamos a nuestra casa física – estamos en casa cuando estamos en Dios, y somos uno con Dios!

Los que no son salvos no están nunca en casa hasta que reciben al Señor son introducidos en Dios, que es su hogar verdadero. Cuando estamos lejos de Dios, estamos lejos de casa – estamos sin hogar ni reposo. ¡Una vez que entramos en Dios hemos llegado a casa! Del mismo modo, Dios está sin hogar y no tiene reposo cuando no es uno con nosotros, complacido de morar en nosotros y entre nosotros.

Cuando tomamos a Dios como nuestro hogar, llegamos a ser Su hogar (enlace). Cuando estamos separados de Dios por el pecado, el yo, el mundo, la rebelión, o cualquier otra cosa, carecemos de reposo y estamos sin hogar. Dios está en Su hogar cuando nosotros estamos en nuestro hogar. Nosotros estamos en nuestro hogar cuando Dios está en Su hogar. Necesitamos permanecer en nuestro hogar en Dios, morando en Él al ejercitar nuestro espíritu para ser uno con Él en todo.

Este es el sueño de Dios y también es nuestro sueño: Dios y nosotros soñamos con tener un hogar, una morada par nuestro descanso, paz y satisfacción. La morada de Dios es en el hombre. Para ello Él se edifica a Sí mismo en el hombre y nos edifica para ser Su morada. Nuestra morada es Dios. Para ello Dios nos edifica en Él siendo Él mismo la casa del Padre con las muchas moradas para nosotros (Juan 14:1-6).

¡Oh, Señor, Tú has sido nuestra morada a través de las generaciones. Tú eres nuestro hogar y nosotros estamos en casa solamente en Ti. Que sigamos morando en Ti al ejercitar nuestro espíritu para ser uno contigo en todo lo que hagamos. Señor, sálvanos de huir de casa. Haznos Tu hogar en nuestro corazón y obtén Tu hogar en la humanidad redimida y edificada. Que sigamos morando en Ti así como Tú moras en nosotros para que estemos en nuestro hogar en Ti como Tú estás en tu hogar en nosotros!

Read Full Article in English, The Significance of the Stone, the Pillar, the House of God, and the Oil in Gen. 28, on A Normal Believer in Christ.

Referencias e Himnos
  • Inspiración: La Palabra de Dios, nuestra experiencia cristiana, el mensaje compartido por el hermano Minoru Chen correspondiente al tema de esta semana, y las porciones del Estudio-vida de Génesis (mensaje 72), tal y como está citado en La palabra santa para el avivamiento matutino acerca del Estudio de cristalización de Génesis (3), semana 1, mensaje 1, El sueño de Betel (usted puede comprar este libro del avivamiento matutino aquíaquí). 
  • Hymns on this topic:
    # The church is the house of the living God; / The church is the pillar and base of the truth. / And great is the myst’ry of godliness; / That God was manifested in the flesh. (Scripture song, 1 Tim. 3:15)
    # Praise the Lord, I’m home at last; / I’ll never go back anymore. / Praise the Lord, I’m home at last; / I’ll never go back anymore. (Hymns #1127)
    # My home is God Himself; Christ brought me there, / And bade me dwell in Him, rejoicing there; / He bore me where no foot but His hath trod, / Within the holiest at home with God. / O holy place! O home divinely fair! / And we, God’s little ones, abiding there. (Hymns #605)

¡Contactemos al Señor siempre que tengamos un momento libre! (De la conferencia de jóvenes en Polonia)

Queridos santos: En el invierno pasado, los jóvenes tuvimos una conferencia en Lipowiec, Polonia. Allí entramos en el tema de El mismo principio del libro de Génesis. Gn 1:1 dice: “En el principio Dios creó los cielos y la tierra”. ¿Quién estaba en el principio? ¡Dios! En el principio de todo estaba Dios. La pregunta es: ¿Quién es el primero en cada uno de los asuntos en nuestra vida? ¿Dios o nosotros mismos? “Señor, sé el principio de todo en mi vida

Si comemos a Dios seremos uno con Él, si comemos el mundo seremos el mundo (el polvo). La serpiente (Satanás – Ap 12) come el polvo (el mundo). Si recibimos el mundo todo el tiempo, finalmente seremos comidos por Satanás. Pero ¡si continuamos siendo llenos de Cristo, llegaremos a ser piedras vivas para el edificio de Dios, contra lo cual Satanás “se romperá los dientes”!

Santos, en nuestro interior hay Alguien que nos habla todo el tiempo y nos dice qué hacer y qué no hacer – ¡necesitamos obedecerle! De otro modo, perderemos el rumbo y nos perderemos. ¿Cómo podemos estar seguros de que estamos en el camino y escuchamos al Señor Jesús en nosotros? Pues he disfrutado estas sencillas formas de hacerlo:

  • Necesitamos pasar tiempo cada mañana para tener un avivamiento;
  • Necesitamos, además, pasar al menos 7 minutos con el Señor;
  • Necesitamos leer la Biblia;
  • Necesitamos reunirnos con los santos.

¡Que contactemos al Señor siempre que tengamos un momento libre! Y entonces seremos ¡esos locos que aman a Jesús! [Testimonio de la reciente conferencia para jóvenes en Lipowiec, Polonia. Hermana Agata O.] [read this testimony in English also via, contact the Lord whenever you have a spare moment! (sharing from the yp conference in Poland)]

¡Señor, queremos mirarte cada día, darte la preeminencia y ser llenos de Ti! ¡Cada día queremos pasar tiempo contemplándote y conociéndote directamente! ¡Señor, haznos las piedras vivas preciosas para la Nueva Jerusalén!

Lo que más he disfrutado de la escuela de Invierno (1) ¡ciertamente he ganado mucho del Señor!

¡Es un gran privilegio el que podamos apartar algún tiempo al final del año para asistir a la Escuela de Invierno de la verdad! ¡Este último año cubrimos el tema de La Biblia, y vimos no sólo aquello de lo que la Biblia habla, sino lo que la Biblia es! ¡Al leer la Palabra podemos encontrar a Dios, podemos recibir la vida eterna y podemos conocer el plan de Dios! A continuación está el testimonio abreviado de la hermana Noemí (PL) acerca de lo que más disfrutó de La Escuela de Invierno de la Verdad 2010 que tuvo lugar en Bower House, Londres.  [read this testimony in English also via, my top enjoyment from the Winter School – I certainly gained the Lord a lot!]

Estoy muy feliz de haber podido participar en la Escuela de Invierno de la Verdad y que el Señor me diera esta oportunidad. He tenido muchas experiencias este año. Aprendí una lección en relación con mi equipaje perdido (perdí mi equipaje en el aeropuerto de Londres y lo recuperé en el aeropuerto de Varsovia; ¡estuve sin él por 6 días!) Aprendí en el sentido que me di cuenta de muchas cosas en medio de esta experiencia. Antes de salir, leí varios versículos sobre la fe, que si realmente hay algo en lo que yo realmente creo y se lo doy al Señor, entonces es muy probable que se realice. ¡Cuando supe que mi equipaje se había perdido, inmediatamente pensé que sería suficiente orar mucho por ello, ejercitar mucho mi fe en el sentido de creer que aparecería en 24 horas. ¡Esto se lo pondría al Señor en Sus manos y que cuando me despertara el lunes el equipaje estaría en la puerta de mi habitación! Pero no fue así… Esto no es un cuento de hadas. Ahora sé que el Señor buscaba algo diferente. Él quería mostrarme algo más. ¡Ahora creo saber qué! El Señor me habló a través de algunos santos en la Escuela de Invierno de la Verdad y me indicó de qué se trataba realmente todo esto. Al regresar a casa, la primera cosa que mi padre me dijo fue: “Te quedaste sin tus valores materiales para ganar…” y entonces yo misma tuve que completar esta oración en mi corazón. Mmmm… No sé si sea capaz de describir lo que he ganado pero ciertamente he ganado muuuuuucho del Señor. ¡Pude ver Su amor hacia mí! Todos me preguntaban cómo pude sobrevivir sin mi equipaje durante todo el tiempo que duró la Escuela de la Verdad… Pues bien, cuando se tiene una familia tan grande a tu alrededor, de hecho, es posible sobrevivir.

A continuación me gustaría compartir algo de lo que he disfrutado en la Escuela de Invierno de la Verdad (los puntos que escribiré pudieran no tener relación unos con otros):

  1. Disfruté el ejemplo del TREN y la RADIO.
  2. 1Pedro 2.2 dice que siendo alimentados con la Palabra creceremos para salvación. La Palabra nutre nuestro hombre interior. Necesitamos usar y ejercitar nuestro espíritu mediante la oración. ¡La Verdad asimilada por nuestro espíritu nos da vida y se constituye en el fundamento de nuestra experiencia espiritual!
  3. El pensamiento central de la Biblia es Cristo y la Iglesia. Si una persona no tiene a Dios, es como una viuda. Si Dios no tiene al hombre, aún es como soltero. Si Cristo es quitado de la Biblia, ésta se convierte en un libro vacío, como un vaso en el que no hay nada.
  4. ¡La Biblia es aún el libro de más éxito en el mundo! Ha sido traducido a más idiomas que ningún libro escrito por el hombre. En 1989 más de 6 millones de copias de la Biblia fueron distribuidas.
  5. El contenido de la Biblia nos habla de Dios, Su intención y el por qué Él creó al hombre; el problema del hombre; la solución de su problema así como su destino.
  6. Hay unas doce evidencias de que ¡la Biblia es la Palabra de Dios!
  7. Es fácil para las personas decir que Dios no existe. De este modo alivian su conciencia, pero cuando ellos enfrentan peligros o muerte, ¡lo primero que hacen es volverse a Dios!
  8. ¡Algunas cosas en la Biblia no necesitan ser entendidas por nosotros, basta con que sólo las disfrutemos!
  9. Podemos vencer la influencia de Satanás al leer-orar la Palabra de Dios.
  10. Jesús fue un hombre normal, no un superhombre. Él fue un hombre-Dios.
  11. Y el Señor amó taaaanto al mundo!
  12. ¡Fuimos creados como vasos vacíos y ahora tenemos que ejercitar nuestro espíritu cuando venimos a la Palabra de Dios para poder ganar la vida de Dios!
  13. Cuando Satanás llama a nuestra puerta y quiere tentarnos, debemos decirle: “¡Esperad, llamaré a Aquel que es el indicado” y volverse al Señor!
  14. ¡Dios quiere a Cristo y que la unicidad de Su Cuerpo sea restablecida!
  15. ¡Tenemos la maravillosa Vida Divina! Tenemos que seguirla, asirnos a ella y ejercitar nuestro espíritu.
  16. Pablo estaba loco de amor por el Señor
  17. Muchas personas, millones de personas, no conocen el propósito de su vida, no pueden captarlo… Piensan que deben adquirir conocimientos, fundar una familia, envejecer y finalmente morir. Por ello, tenemos que predicar el evangelio para que todos puedan obtener la vida eterna.
  18. ¡Compartir en la reunión avergüenza al enemigo, Satanás!
  19. NUESTRO AMOR POR LOS DEMÁS EXPRESA A CRISTO EN EL CUERPO.
  20. Nosotros tenemos que entregarnos fielmente a la iglesia.
  21. Cuando aceptamos Su vida, nos colocamos bajo Su autoridad en Su reino.
  22. Tenemos que darnos cuenta que Dios planeó algo en la tierra. Su plan es ganar la tierra.
  23. Aquel que no conoce a Dios tiene el corazón perdido.
  24. Llegamos a ser parte del edificio de Dios como piedras vivientes.
  25. La Nueva Jerusalén: El Dios Triuno todo inclusivo e ilimitado es el que constituye este lazo; es el templo, la luz, la lámpara y abunda en vida y suministro de vida para ser Su plena expresión en la eternidad; para expresar Su abundancia de manera completa por la eternidad, del CENTRO a la CIRCUNSFERENCIA.

Finalmente me gustaría compartir con vosotros mi experiencia reciente. Algunas veces en septiembre yo decidía que iba a leer el Nuevo testamento completo hasta que comenzara la Escuela de Invierno de la Verdad. Me las he arreglado para… bueno, esta vez leí el último libro en el avión y en el metro camino a Bower House. Pero de alguna manera “por ahí no iba la cosa”… Esta conferencia me dio una gran luz. Me di cuenta que no se trata sólo de leer, sino de comprender y consagrarme al Señor para leer la Biblia. Necesito leer-orar la Palabra y disfrutarla y no debe ser algo al que se le aplique “control de tiempo”. Ahora leeré la biblia otra vez… completa… pero primero le entrego este propósito al Señor. Veremos qué tal va pero a todos lo recomiendo.