Testimonio de la escuela de invierno de la Verdad – ¡Dios puso la eternidad en el corazón del hombre, sólo Él nos satisface!

¿Qué es la Escuela de invierno de la Verdad? En palabras de los organizadores: “Le Escuela de Invierno de la Verdad es una conferencia para jóvenes de seis días, a tiempo completo y residencial. Esta será nuestra octava Escuela de Invierno de la Verdad. En los años anteriores, cientos de jóvenes se han reunido para disfrutar la verdad.” El último año volvimos a tenerla en Bower House, Reino Unido y a continuación hay un breve testimonio de la hermana Agniezka – lo que más disfrutó ella en la EIV. [read this testimony in English also via, testimony from the Winter School of the Truth – God put eternity in man’s heart, only He satisfies!]

Esta fue mi tercera Escuela de Inverno y he disfrutado mucho ¡la compenetración con los jóvenes de todas partes de Europa una vez más! Mucho he ganado y me gustaría compartirles aquello que más me ha tocado. Primeramente, tenemos los más grandes dones (regalos) de Dios para nuestro disfrute y éstos son el Espíritu dentro de nosotros y la Biblia fuera. El Espíritu nos da vida y la Biblia nos da estabilidad. Necesitamos ser apropiados y crecer en la vida divina. La Biblia se compone de palabras, por eso necesitamos nuestra mente. La Biblia incluye al Dios Triuno, por eso, para recibir el Espíritu y la vida que son la Palabra, necesitamos usar nuestro espíritu. También disfruté que los creyentes podrían ser comparados con un tren. Se necesita combustible por dentro, éste aporta la fuerza para el funcionamiento. Pero las vías por fuera son igualmente necesarias. Si hay combustible dentro y no hay vías, el tren no se moverá. Aún si consiguiera moverse, habrá problemas. Sin embargo, si sólo tenemos las vías, pero el tren no tiene combustible, aunque esté correctamente colocado sobre estas vías, no irá adelante. Por todo esto, para que el tren ruede correctamente, tiene que haber coordinación entre estos dos aspectos: el interior y el exterior. Exteriormente, tiene que tener la regulación de las vías, colocadas de manera correcta, e interiormente el poder del combustible indicado. Tenemos que poner igual énfasis en el Espíritu y en la Biblia. No podemos ser negligentes respecto a ninguno de los dos. No podemos pasar por alto el Espíritu dentro de nosotros y tampoco podemos despreciar la Biblia por fuera.

La segunda cosa que disfruté mucho fue que los libros científicos, como conocemos, son actualizados todo el tiempo. Sin embargo, ¡la Biblia ha permanecido igual desde que fue escrita! Esto se debe a que la ciencia es meramente el estudio del hombre de aquello que Dios ha creado. ¡Las teorías del hombre necesitan actualización, pero la Palabra de Dios es eterna! Mt 24:35 dice: “El cielo y la tierra pasarán, pero Mis palabras no pasarán jamás.” ¡Alabado sea el Señor! Necesitamos ser llenos de Su Palabra, que es viva y permanece para siempre (1P 1.23).

El tercer punto que he disfrutado es que la eternidad está en nuestros corazones. Dios no sólo nos creó con un espíritu, sino que puso la eternidad en nuestros corazones (Ec 3:11). Esto significa que en nuestro corazón humano hay una aspiración por algo eterno. Sin tener en cuenta cuán rico o exitoso podamos llegar a ser, dentro de nosotros hay un sentido de vanidad que nos roe por dentro y un clamor por la verdad (la realidad). Nada temporal puede llenar este vacío interior. Esto prueba que dentro de nosotros hay una aspiración por las cosas eternas. Sólo una Persona en el universo es eterna, es el Dios eterno. ¡Sólo Él puede satisfacer la aspiración de eternidad en nuestros corazones!

Trackbacks

  1. […] la Escuela de Invierno de la Verdad hay todo tipo de edades y personas. Todos ellos son buscadores del Señor, amantes de Su Palabra y […]

  2. […] grupo de jóvenes eran iguales que las de cualquier creyente en cualquier sitio de la tierra hoy: Cristo y la iglesia. Fui salvo del entorno, en ese momento, hacia el Señor; fui salvo de las conclusiones humanas y […]

  3. […] of Truth. [Read this portion also in Spanish / Puede leer esta porción también en español, Testimonio de la escuela de invierno de la Verdad – ¡Dios puso la eternidad en el corazón del ho…] This was my 3rd time I went to London for the Winter School of the Truth, and for me this might […]

  4. […] en un desfile triunfal de vencidos, fuimos presentados al Padre y el Padre nos devolvió a Cristo! ¡Cristo entonces nos dio a nosotros al Cuerpo como dones para el Cuerpo (“Dio dones a los hombres”. Estos dones no son habilidades, sino los especificados en el v.11)! […]

  5. […] ¿Ustedes han leído el último artículo en TruthQuestions.org.uk intitulado “¿Por qué hay tantos problemas en el mundo?”? Especialmente en estos últimos tiempos en que están sucediendo tantas cosas, en todos los continentes, uno no puede evitar preguntarse: ¿Por qué? ¿Por qué tantas guerras, situaciones inestables, desastres naturales, etc? ¿Por qué hay tanta gente mala haciendo tantas cosas malas y al final se salen con la suya? Lean el artículo a continuación donde se responde a ¿Por qué hay tantos problemas en el mundo? (pdf) [read this portion online in English also via, via truthquestions.org.uk: Why Are There So Many Problems in the World? What is the REAL PROBLEM?] Hechos recientes hacen que le prestemos atención a la actual situación mundial. Ha habido terremotos en Japón, Nueva Zelanda y Haití, con miles de víctimas mortales y damnificados. La situación política en el medio oriente es incierta e inestable. La prensa está llena de malas noticias y las prisiones están repletas de criminales. La sociedad está corrupta; las personas están sufriendo de enfermedades y pobreza. Nos encontramos en medio de drásticos altibajos económicos y las personas inteligentes tratan de hacer frente a estos problemas pero dondequiera vemos que los problemas se multiplican. ¿Por qué hay tantos problemas en el mundo y cuál es la solución a estos problemas? […]

  6. […] condición de toda la vida humana en la tierra, sin Dios, puede ser resumida en una palabra, VANIDAD. El rey Salomón tuvo todo cuanto quería, incluyendo sabiduría, riquezas, etc – pero cuando […]

  7. […] cosas?” preguntan muchos. La razón principal razón para que Dios sea uno y a la vez tres; la razón para ser triuno es para poder impartirse en nosotros para ser nuestra vida y nuestro todo. ¡Nuestro Dios es el Padre, el Hijo y el Espíritu para poder alcanzar al hombre, entrar en el […]